Fuente: La Nación

El presidente de la República, Carlos Alvarado, descartó que su gobierno vaya a impulsar este año la creación de más impuestos como lo propuso el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Alvarado, no obstante, consideró que sí se debe analizar la sugerencia del FMI de aumentar más la carga impositiva como seguimiento a la reforma fiscal, pero no precisó una fecha.

“Por lo menos por este año no es mi prioridad en este punto, la parte de subir impuestos. Ahora hay que ver las evoluciones, hay que ver cómo avanzan los (otros) proyectos que se han presentado (al Congreso), hay que ver la evolución de nuestra deuda”, sostuvo el mandatario.

Uno de los debates que el Gobierno promueve en la Asamblea Legislativa, es la reforma al empleo público, cuyo proyecto presentará a finales del mes de marzo.

El pasado 25 de febrero, Ravi Balakrishnan, jefe de misión del FMI, recomendó implementar para el 2019 y 2020 más medidas fiscales que generen alrededor de 0,75% del PIB (producto interno bruto).

Balakrishnan, quien además aboga por mejorar el gasto social para proteger a los más pobres, alegó que Costa Rica tiene una carga tributaria baja respecto a otros países, la cual es cercana al 14% si se excluyen las cargas sociales.

El jefe de misión comentó que si bien la aprobación de la reforma fiscal fue un paso crítico, todavía es insuficiente.

Además, sostuvo que la reforma tiene un ajuste mayor por el lado del gasto, pero a la vez reconoció el esfuerzo del Gobierno en disminuir el déficit fiscal.

Por tanto, propuso algunas medidas para mejorar el ingreso: un aumento en la tasa del IVA (impuesto al valor agregado), en el impuesto selectivo de consumo, un cambio en el umbral del impuesto a la renta de personas jurídicas y posibilidades de elevar el impuesto a la propiedad.

Al respecto, Alvarado se mostró receptivo sobre la recomendación del organismo financiero, pero sin definir una postura . “No tengo fecha, pero es algo que tenemos que analizar”, insistió.

“Si bien el tema de impuesto es muy complicado, no está siendo parte de lo que nosotros estamos poniendo sobre la mesa en este momento pero (el FMI) viene a darle un espaldarazo a cómo se está recuperando y fortaleciendo y las finanzas del país”, reaccionó por su parte el presidente, esta mañana.

Uno de los efectos de ese espaldarazo, según Alvarado, es que el país tendría facilidad de colocar los eurobonos en el mercado internacional, lo cual a la vez provocará una disminución en las tasas de interés en el mercado crediticio local.

“Yo no suscribo las recomendaciones, yo las tengo en conocimiento, pero este país deberá avanzar en una serie de recomendaciones. Unas que estamos tomando, otras que habrá que analizar (con el equipo económico) sobre cómo llevar el seguimiento en materia de lo fiscal”, manifestó.