Fuente: Multimedios CR

En un intento para combatir la contaminación del aire, Londres presentó uno de los estándares de emisiones de vehículos más duros del mundo, al colocar impuesto sobre los automóviles antiguos y que contaminan más, que circulan en el centro de la capital británica

Los conductores de vehículos diésel de más de 4 años de antigüedad y de motores de gasolina de más de 13 años deberán pagar una tarifa de 12,50 libras durante el día o la noche cuando entren al centro de Londres. Esa cantidad es adicional al peaje por embotellamientos, que es de 11,50 libras de las 7 de la mañana a las 6 de la tarde entre semana.

Los camiones y autobuses que no cumplan los estándares enfrentan una tarifa diaria de 100 libras.

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, dijo que es necesario bajar las emisiones debido a que miles de personas mueren cada año en Londres sólo por el aire tóxico. “Los ojos del mundo están sobre nosotros”, señaló.