Patricia Leitón
Fuente: Periódico La Nación


Las personas que han ido a la Dirección General de Tributación a cambiar el estado de sus sociedades de activas a inactivas después del 1.° de abril del 2012 no tendrán un cambio en el pago del nuevo impuesto de este año, sino hasta el próximo.

Así lo señaló el ministro de Justicia, Hernando París.

“El hecho generador se produjo el 1.° de abril. Entonces, la Dirección General de Tributación le mandó la lista al Registro Nacional de cuáles sociedades eran activas e inactivas al 1.° de abril y con base en ese día se calculó el impuesto para este año. Si alguien el 2 de abril tomó la decisión de declarar inactiva su empresa, de desinscribirla, pagaría como inactiva al siguiente hecho generador, que es el 1.° de enero del 2013”, dijo el ministro.

Las sociedades activas enfrentan este año un impuesto de ¢135.225 y las inactivas ¢67.612.50.

El Registro Nacional, que pertenece al Ministerio de Justicia, es el encargado de administrar el impuesto, el cual solo se puede pagar en el Banco de Costa Rica.

Hasta el jueves pasado, el número de sociedades que habían pagado el nuevo tributo era de 45.888 de las cerca de 575.000 posibles contribuyentes, según información proporcionada por el Banco de Costa Rica. El lunes es el último día para pagar sin multas.

El monto recaudado hasta ahora con el tributo asciende a ¢4.659 millones.

El 95% de esta recaudación debe dedicarse a programas de seguridad y el 5% restante al Registro Nacional, para cubrir los costos de cobrar el impuesto.