Fuente: CR Hoy

El proyecto de reforma fiscal impulsado por el Gobierno fue aprobado este martes por una mayoría de diputados de la comisión especial del Congreso que lo tramitó.

De un total de siete diputados presentes en la sesión, cuatro votaron a favor del dictamen afirmativo y tres en contra.

Quienes avalaron el texto fueron los legisladores Johnny Leiva, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Maureen Fallas y Juan Luis Jiménez Succar, del Partido Liberación Nacional (PLN), así como Marco Vinicio Redondo, del Partido Acción Ciudadana (PAC).

Votaron en contra los congresistas Otto Guevara, del Movimiento Libertario (ML), Edgardo Araya, del Frente Amplio (FA), y Alexandra Loría, de Restauración Nacional (RN), quienes presentarán dictámenes negativos de minoría.

La votación se realizó esta mañana luego de que la noche del lunes la comisión rechazó 1.164 mociones al texto por vencimiento del plazo para discutirlas y votarlas.

El proyecto, denominado Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, propone la creación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) con una tasa del 13%, pero con una base ampliada de bienes y servicios sujetos al cobro del tributo.

Algunos de los servicios que pagarían el IVA son los gimnasios, abogados, la renta de vehículos, los servicios de streaming que se consumen en el país, como Netflix, HBO Go, además de conciertos, partidos de fútbol y cualquier otra actividad de este tipo.

También quedarían gravados, pero con una tasa menor, los servicios de educación y salud privados.

La iniciativa, incluye, además, reformas al impuesto sobre la renta, como un tributo a los salarios altos, y reformas para ordenar el pago de pluses salariales en el sector público.

El proyecto, que se tramita por medio de una vía rápida, será remitido ahora al Plenario Legislativo para su discusión y votación.