Fuente: La República

Un aumento en los precios para los clientes y una disminución en las ganancia de los restaurantes acogidos al régimen simplificado de Hacienda son los dos panoramas que se visualizan con la entrada del IVA en julio y de una nueva canasta básica en el 2020.

Una disminución del 2% al 5% en las ventas de restaurantes prevé la Cámara de Restaurantes (Cacore), por la sensibilidad de los comensales a cambios en la dinámica de los bienes y servicios.

El impacto directo del IVA lo sentirán los restaurantes acogidos al régimen simplificado, pues no tendrán forma de recuperar el tributo que les cobran sus proveedores, dijo Marco Vargas, experto en tributación y directivo de Cacore.

“Este IVA, se convertirá en un costo para las empresas y es de prever que estos traten de trasladar el encaramiento a sus comensales; sin embargo, en un mercado tan competitivo como es el de alimentos y bebidas preparados, esta situación es compleja de administrar por la competitividad y los márgenes de rentabilidad con que operan estos negocios”, agregó Vargas.

A partir de julio, el nuevo régimen tributario gravará tanto bienes como servicios con un 13%, pero la canasta básica será hasta un año después.
Panorama incierto

La entrada del IVA en julio y una nueva canasta básica el próximo año deja un panorama incierto para comensales y dueños de restaurantes.

Marco Vargas
Directivo
Cacore

La implementación del IVA va a provocar un proceso inflacionario al entrar a cobrar impuestos a bienes y servicios que no tenían este impuesto, por lo que es de esperar que la capacidad de consumo de las personas disminuya y se prescinda o disminuyan actividades de recreo como lo son los restaurantes.

Gia Pandolfo
Gerente Mercadeo
Subway

Procuramos afectar lo menos posible a nuestros consumidores. Nuestra marca está comprometida con ofrecer productos de calidad. Si los costos para estos incrementan, es posible que el consumidor vea reflejado al menos una parte en el precio y dependerá de la reacción de los proveedores y la cadena de abastecimiento.

Estamos a la expectativa de cómo nos vamos a acomodar al nuevo proceso.