Fuente: El Financiero

¿Lograrán ponerse de acuerdo las diferentes bancadas para alcanzar los 38 votos que son necesarios para discutir la reforma tributaria por la vía rápida?

Esa es la pregunta que muchos se hacen luego de un día confuso, que inició con el entusiasmo del Poder Ejecutivo por lograr esa meta, pero que luego se opacó.

La confusión se disparó después de la reunión de Carlos Alvarado, candidato del PAC, con la fracción de Liberación Nacional.

“Sí estoy de acuerdo con que se vea un procedimiento de vía rápida, pero que no se vote nada definitivamente antes de las elecciones”, comentó Alvarado al diario La Nación.

La afirmación sobre las presuntas diferencias a lo interno de la bancada oficialista provocó que el PLN concluyera que no hay ambiente para aprobar el 208 bis. La diputada Karla Prendas, comentó a EF que la fracción deberá definirse para continuar apoyando la iniciativa.

“Hacemos la solicitud de que se pongan de acuerdo, que arreglen diferencias, que digan cuál es la posición del PAC para que las fracciones sepan la viabilidad política”, agregó Prendas.

La verdiblanca indicó que el PAC deberá de brindar claridad sobre el tema a través de un comunicado, un oficio o cualquier otra vía para que el Plenario logre ponerse de acuerdo.

Con respecto a si continuarían apoyando el 208 bis en caso de que el PAC aclare ese punto, Prendas comentó que “estamos facilitando que eso se dé, como un conjunto estamos facilitando llegar a ese punto”.

Javier Ortiz del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), aseguró que tras la reunión con los verdiblancos, Alvarado tuvo un encuentro con la bancada socialcristiana y ahí dijo que está de acuerdo con aprobar el 208 bis, pero que considera que el primer debate del proyecto debería ser después del 1 de abril, para que las elecciones no se conviertan en una especie de referéndum sobre impuestos.

Por su parte, Ottón Solís aseguró que todo se trató de un malentendido y afirmó que hay una “epidemia de responsabilidad” en el Congreso. “Creo que hay confusión, Carlos está de acuerdo con la vía rápida y estamos trabajando en eso”, agregó Solís.

Tanto el diputado oficialista como Gonzalo Ramírez, presidente del Directorio Legislativo, coinciden en que aún hay voluntad para conseguir el 208 bis, pero no creen que la reforma tributaria se apruebe en la actual administración.

Mario Redondo, de Alianza Demócrata Cristiana, coincide con ambos legisladores y cree que aún hay buen ambiente. Aunque afirma que las declaraciones del aspirante presidencial pudieron generar confusión.

“Sigo optimista, hay un buen ambiente y estamos muy cerca. Es claro que las señales de don Carlos (Alvarado) alrededor del tema no han generado la confianza que debía generar. Espero que la fracción mantenga compromiso de votar la vía rápida”, indicó Redondo.

Por su parte Natalia Díaz, diputada del Movimiento Libertario (ML), comentó que tanto su bancada como la del Frente Amplio (FA) no votarán afirmativamente el proyecto. Pero en caso de que se logren los 38 votos, los libertarios presentarán mociones en dos temas: reducción del gasto y exoneraciones.

En cuanto a la bancada socialcristiana, brindarán apoyo al 208 bis en tanto los dos candidatos presidenciales apoyen la Regla Fiscal Constitucional y se comprometan a acogerse al transitorio, donde se establecen las condiciones para disminuir el déficit primario durante los próximos años.

En los próximos días, esta bancada remitirá un documento para que los candidatos firmen el compromiso y así, brindarían su apoyo al 208 bis.

EF solicitó el criterio de Carlos Alvarado, pero a través de su encargado de prensa se indicó que estaba en una reunión.