Fuente: CR Hoy

A partir del 1º de julio de 2019, los contribuyentes del impuesto sobre la renta quedarán inscritos -de oficio- como responsables de declarar y pagar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) por lo que no es necesario que se realice este trámite en forma individual.

Si el contribuyente requiere modificar el domicilio fiscal o la actividad económica, o la actividad económico solo debe ingresar al sistema de Administración Tributaria Virtual (ATV).

En dicha plataforma el usuario debe seleccionar en el menú “Registro Único Tributario”, “Modificación de datos” y actualizar los datos que correspondan.

El IVA es una reforma al actual Impuesto General sobre las Ventas. En julio deberá ser aplicado por todos los servicios profesionales, con una tarifa del 13%.