Fuente: La República

El informe “Doing Business: Reforming to Create Jobs”, publicado por el Banco Mundial hoy, coloca a Costa Rica como la cuarta mejor economía latinoamericana en facilitar el entorno de negocios a las pyme

El país ocupa esta posición después de México, Perú y Colombia

“A medida que se extienda el impacto de estas reformas, probablemente comencemos a ver un sector privado más dinámico, lo que impulsará el crecimiento económico de la región”, dijo Santiago Croci Downes, gerente de programa de la unidad responsable de Doing Business.

En cuanto al ranking mundial, Costa Rica avanzó una posición al pasar del puesto 62 al 61. Este avance se relaciona con dos factores.

Primero, se aplicaron cambios en la metodología para el indicador de pago de impuestos. Esta se amplió para incluir procesos posteriores a la presentación de una declaración: los procesos que ocurren después de que una empresa cumple con sus obligaciones tributarias regulares.

“Este refinamiento de la metodología se hizo para ajustarse a las mejores prácticas. En particular, para este indicador se revisó la forma en que se captura el impuesto al valor agregado y las auditorías del impuesto sobre la renta corporativo”, explicó el Banco Mundial en un comunicado.

Segundo, la clasificación también está sujeta a la cantidad de reformas regulatorias aplicadas por otros países de la región, en comparación con las aplicadas por Costa Rica.

El país solamente aplicó dos, entre 2016 y 2017, que facilitaron el registro de propiedades y la protección de los inversionistas minoritarios, entre otras aspectos; mientras que El Salvador aplicó cuatro reformas, República Dominicana tres y Jamaica tres.