Fuente: CR Hoy

A noviembre pasado, un mes antes del final del 2018, el déficit fiscal del Gobierno superó los ¢1,9 billones (millones de millones), informó este martes el Ministerio de Hacienda.

Esta cifra equivale a un 5,6% del Producto Interno Bruto (PIB). La estimación del Banco Central para este año es de 7,2% al finalizar diciembre.

En el undécimo mes del año, el ingreso corriente del gobierno central acumulado continúa con la tendencia a la baja observada desde 2016, al mostrar la menor tasa de crecimiento registrada en los últimos cinco años.

Los principales factores que explican este comportamiento son:

  La menor importación de vehículos lo cual afecta la recaudación del impuesto selectivo al consumo, que para noviembre presenta una caída de 9,2% en su recaudación, con respecto a 2017;
  Un menor aumento en la recaudación del impuesto sobre las ventas;
  La desconexión entre crecimiento económico y recaudación de impuestos y en particular, tal y como lo ha señalado el Fondo Monetario Internacional,
  El impacto de la incertidumbre generada por el proceso de aprobación de la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas y la huelga del magisterio nacional.

Al referirse a estas cifras, la Jerarca de Hacienda, Rocío Aguilar, explicó que el gasto de intereses de la deuda aumenta en la misma proporción que caen los ingresos (0,44% del PIB), lo que genera un efecto adverso combinado de 0,88% del PIB.

“Al cierre de noviembre los intereses alcanzan 3,24% del PIB, unos ¢201.000 millones más que en el mismo periodo del año pasado. Por eso, en buena medida, los retos que se asoman para 2019 estarán asociados a la búsqueda de opciones de financiamiento que mitiguen el alto crecimiento de las tasas de interés en el mercado local, así como a la puesta en funcionamiento de las reformas de la Ley de Fortalecimiento para mejorar los controles y aumentar la recaudación. Desde Hacienda seguimos trabajando con todas las herramientas disponibles, para enfrentar estos retos de la mejor manera posible”, manifestó la ministra.
Gastos contenidos

Según el ministerio, la política de contención del gasto del Gobierno ha dado resultados positivos. A un mes de finalizar el 2018, el gasto total sin intereses muestra la menor tasa de crecimiento registrada en los últimos seis años (2,9%).

No obstante, el gasto corriente muestra un crecimiento de 7,6% con respecto al mismo periodo de 2017. Este aumento alcanza los ¢401.584 millones y es explicado, principalmente, por un aumento del 21,89% en los intereses. Como se muestra a continuación, los intereses representan un 50,1% del aumento total en los gastos corrientes.