Fuente: La República

El análisis de los créditos otorgados por el Banco de Costa Rica (BCR) a Coopelesca y Sinocem Costa Rica engavetó el megaproyecto fiscal, que impulsaba el Gobierno y debía aprobarse en primer debate antes del 21 de diciembre

El panorama es pesimista, en momentos en que la comisión investigadora de ambos créditos sigue recibiendo mociones para aumentar las comparecencias y se espera un informe final.

Los congresistas se arrollan las mangas y se preparan para analizar en el Plenario Legislativo el Presupuesto de la República por un monto de ¢9 billones.

Por otra parte, sigue el análisis de la reforma a pensiones del Poder Judicial, que es una iniciativa muy compleja.

Otra de las situaciones que enturbian la discusión es la oposición del Frente Amplio a aprobar algo en esta materia, hasta que no se plantee una disminución al gasto público.

El Gobierno inició su cabildeo tratando de sentar a todos los jefes de fracción a la misma mesa; sin embargo, soltó el acelerador y desde hace 22 días no se reúnen.

“La intención del Gobierno es aprobar antes del 21 de diciembre la iniciativa ya que a partir de enero de 2018 la campaña electoral subirá de tono y eso hará más difícil la discusión de reformas fiscales; de no lograrlo, el problema se agudizaría”, aseguró Luis Paulino Mora, viceministro de la Presidencia para Asuntos Legislativos.

El BCR prestó $30 millones a Sinocem y casi $33 millones para la compra de una planta hidroeléctrica a la Cementera Holcim, ambas acciones son valoradas por algunos diputados como posible caso de corrupción, donde podrían estar involucrados representantes del Gobierno y de varios partidos políticos.

Futuro incierto

Los legisladores ven poco factible aprobar la iniciativa en el plazo solicitado por el Gobierno, debido a que la atención está puesta en otros temas.

Paulina Ramírez
Presidenta
Comisión de Hacendarios


No nos hemos vuelto a reunir con el Gobierno. Necesitamos los nueve votos del Frente Amplio y la atención de los diputados está desviada con los créditos del cemento y de Coopelesca. Además, la prioridad ahora es el Presupuesto de la República.

Patricia Mora
Diputada
Frente Amplio

Propusimos un plan de contingencia fiscal, pero hace falta frenar los gastos, ponerles un tope a los salarios de los altos jerarcas y que se ponga a tributar a aquellos que no lo hacen. Estamos de acuerdo en la Ley de Impuesto sobre la Renta y no estamos de acuerdo en la regla fiscal del PUSC.

Natalia Díaz
Diputada
Movimiento Libertario


El megaproyecto es como un cheque en blanco porque trae proyectos del lado de los ingresos y no de los gastos, incorpora el cambio al IVA, aumentándolo al 15% y una extensa reforma al impuesto sobre la renta que va orientado a una renta global y renta mundial.