Fuente: Amelia Rueda

Las familias de bajo consumo en servicios de electricidad y agua sí se verán afectadas por la entrada en vigencia del Impuesto al Valor Agregado (IVA), según la Empresa de Servicios Públicos de Heredia (ESPH).

El Gobierno aseguró que los recibos de menor consumo no se verían afectados, sin embargo, en el capítulo de exoneraciones solo incluyó el servicio básico de energía y agua potable y no agregó los costos fijos asociados.

“La Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas incluyó en el capitulo 3 una serie de exoneraciones que son muy específicas, en el caso de los servicios de energía y agua potable se refiere específicamente a los consumos de energía y agua, de 280 kW/h y de 30 metros cúbicos como mínimos para aplicar la exoneración; sin embargo, no dice nada sobre los costos asociados. Así que, desde esta óptica, mientras no haya una exoneración expresa en la ley o una interpretación que brinde Hacienda, nosotros como distribuidor tenemos que aplicar ese 13 por ciento del IVA a esos rubros”, explicó la vocera de la ESPH, Ginnés Rodríguez.

Estos rubros fijos que se cobran en los recibos de agua y luz y que subirán por el IVA son los servicios de alcantarillado, hidrantes y tarifa hídrica, en el caso del agua y sobre los cobros de electricidad se incluyen demanda, alumbrado público y costos variable de combustible.

“Realizamos las consultas sobre este tema al Ministerio de Hacienda. Actualmente estamos a la espera de la respuesta, mientras esta llega aplicaremos la exoneración a partir de julio únicamente en los rubros que se especifican en la Ley. Esta decisión ha sido consensuada con la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep)”, afirmó Laura Castro, Directora de Servicio al Cliente y Mercadeo de la ESPH.
Ejemplos

Con la aplicación del IVA a los rubros asociados no incluidos en las exoneraciones de la ley, todos los recibos de agua y luz subirán de precio sin importar el consumo.

Por ejemplo, una familia que actualmente consume 30 metros cúbicos de agua en zonas donde se tiene alcantarillado sanitario, pasará de pagar ¢22,699 a ¢24,101.

En el caso de la energía, una familia con un consumo de 280 kW/h tendría un aumento promedio de ¢861, ya que su facturación pasará de ¢21,095 a ¢21,956.

Para una familia con un consumo de energía de 281 kW/h el aumento es mayor, ya que su facturación actual de ¢23,814, subirá a ¢25,528.

En la ESPH aseguran que el monto que representa el cobro del IVA quedará evidenciado por medio de un rubro aparte que se colocará en cada recibo.