Fuente: Actualidad Tributaria/
Editor Raymundo Volio

Sectores de Enseñanza Secundaria Privada, Farmacias y Talleres de Reparación de Vehículos son los que menos pagan y más riesgo tienen.

La Contraloría General de la República divulgó su informe Nº DFOE- SAF- 0002-2018 de fecha 03 de abril 2018, que trata el de un amplio e interesante análisis de la ineficiencia fiscal de parte de la Administración Tributaria de los contribuyentes MEDIOS, agrupados en cada Administración Tributaria bajo el nombre de GRANDES EMPRESAS TERRITORIALES (GETES).

Los resultados son sorprendentes y acusa seriamente a TRIBUTACION por la falta oportuna de acción de estos contribuyentes. Encontrando resultados sorprendente, como ese informe explica en la forma que sigue:

“En la auditoría efectuada se determinó que de las declaraciones realizadas por las Grandes Empresas Territoriales, un 21% de las declaraciones presentó pérdidas y un 6% declarócero de impuesto, para un total de 27% con pérdida o cero impuesto de utilidades en elperiodo 2010-2016. Los ingresos brutos percibidos por dicho grupo de contribuyentes en elperiodo de estudio, alcanzaron los ¢8,1 billones y los activos totales alcanzaron los ¢15,6 billones. Se observó también, que en el periodo 2010-2014, 7, 25 y 14 contribuyentes declararon pérdidas de manera consecutiva durante tres, cuatro e inclusive los cinco años.

Adicionalmente se determinó una baja contribución del impuesto de utilidades de las GETES por actividad y sector económico en comparación con márgenes de referencia así como inconsistencias en las cifras de las declaraciones realizadas por las GETES, tales como presentación de gastos por depreciación cuando no se informa sobre activos,presentación de otros gastos financieros cuando no se informa sobre pasivos, entre otras.

Por otra parte, en el estudio se estableció que los montos determinados de impuestos producto de las actuaciones de fiscalización intensiva al impuesto sobre las utilidades de las GETES ha presentado una tendencia a la baja en el periodo 2010-2016, al pasar de más de ¢9.217 millones determinados en 2010 a ¢2.274 millones en 2016. Con respecto al monto cancelado en el periodo 2012-2016, la recaudación alcanzó aproximadamente ¢380 millones en promedio anual, lo que representa únicamente un 17% de lo determinado por año en promedio por la Administración Tributaria. Un 27% (promedio entre los periodos 2010-2014) de las actuaciones de fiscalización programadas en el impuesto sobre las utilidades de las GETES no se ejecutó. Un modelo eficaz de gestión del control de las GETES podría constituirse en una herramienta para lograr un mejor comportamiento tributario por parte de ellas mediante un aumento en la sensación de riesgo derivada de su
aplicación.

Con respecto a la resolución donde se establecen los criterios de clasificación de los contribuyentes, en la auditoría se determinó que la última revisión realizada por parte de la Administración Tributaria de dichos criterios corresponde al año 2008, es decir, fue emitida hace diez años, cuando dicha resolución requiere de la revisión y actualización cada tres años y además, las condiciones económicas actuales han variado ya significativamente.

Finalmente, con respecto a la lista de contribuyentes catalogados como GETES, se encontraron contribuyentes que tienen los requisitos para ser Grandes Contribuyentes y eventuales contribuyentes de la masividad que podrían ser catalogados como GETES. Lo anterior puede repercutir en una menor recaudación tributaria de este segmento que la estimada, por lo que la Administración debe velar por mantener tanto los criterios de
selección como la lista de clasificación actualizada. “

El informe de la CGR emplaza a Tributación para que realice las siguientes acciones en el corto plazo:

“Se giran disposiciones al Director General de Tributación, para que elabore y ejecute un plan de control tributario a los contribuyentes catalogados como GETES que reiteradamente declaran cero en impuesto sobre las utilidades o pérdidas netas; elabore y remita a la Dirección de Tecnologías de Información y Comunicación del Ministerio de Hacienda, un requerimiento para incorporar validaciones de datos en las declaraciones de impuesto a las utilidades; finiquite e implemente el modelo de gestión del control de las GETES; oficialice la actualización de los criterios de selección de las Grandes Empresas Territoriales y que emita formalmente y actualice como máximo cada dos años la lista de Grandes Empresas Territoriales. Se gira disposición al Director de la Dirección de Tecnologías de Información y Comunicación del Ministerio de Hacienda para que implemente los requerimientos de validaciones de datos en las declaraciones de impuesto a las utilidades.”

Si analizamos el contenido de los distintos sectores, el informe señala que entre todas las GETES, los sectores de Enseñanza Secundaria Privada, Farmacias y Talleres de Reparación de Vehículos, resultan los contribuyentes que menor declaración proporcional tienen. Al apremiar la CGR a la Tributación que accione en contra de estas empresas, resulta claro que el riesgo de revisión se incrementa por el simple hecho de pertenecer a la categoría de contribuyentes medios (GETES) pero especialmente entre ellos a quienes realicen las actividades de educación, farmacia o reparación de vehículos.

Si usted es suscriptor del Centro de Información Actualidad Tributaria, puede obtener el INFORME ESPECIAL DE LA CONTRALORIA en el siguiente link:
InformeCGR

Atentamente,

Raymundo Volio
Editor Actualidad Tributaria.