Fuente: La Nación

Las gasolineras empezaron a emitir factura electrónica a partir de este lunes 1.° de abril, y el nuevo proceso no generó mayores contratiempos para los clientes. Así lo constató La Nación en un recorrido por siete estaciones de servicio ubicadas en diferentes puntos de San José.

Algunas expendedoras de combustible implementaron datáfonos electrónicos o tabletas que permiten a los pisteros solicitar los datos a los clientes directamente en la zona de carga. Otras estaciones colocaron computadoras en las cajas.

Rebeca Ureña, encargada de recursos humanos de la estación de servicio La Favorita, ubicada en Pavas, manifestó que la empresa apostó por colocar tabletas para que los pisteros pidan la información a los clientes, lo que permite ahorrar tiempo.

“Es importante recordarle a los clientes que las facturas son únicamente para personas que necesitan tributar porque trabajan por cuenta propia, o bien, para las empresas que deben reportar impuesto de renta. Para otros clientes se entrega un tiquete electrónico que es diferente a la factura electrónica”, comentó Ureña.

Rodrigo Bedoya, administrador del Servicentro Tournón, señaló que empezaron con la factura electrónica desde hace una semana y decidieron colocar datáfonos electrónicos que generan este documento en poco tiempo y que pueden operar, incluso, sin Internet.

Clientes sin atrasos

Los clientes consultados durante el recorrido por las gasolineras, la mañana de este lunes, coincidieron en que el proceso de recolección de datos y de generación de la factura electrónica es bastante rápido y no genera retrasos.

A John López, quien trabaja por cuenta propia y visitó el Servicentro Tournón, le tomó apenas dos minutos dar su nombre, número de cédula y correo electrónico para recibir su factura.

Manuel Gerardo Benavides, mensajero que compró combustible en la gasolinera Uno de La Uruca, aseguró que no tuvo ningún atraso.

“Realmente es muy rápido. Los muchachos andan máquinas y piden los datos y nunca duran más de cuatro minutos en hacer la factura electrónica que llega directamente al correo de la empresa. Me parece mucho más simple porque ya uno no tiene que andar cargando papeles”, relató Benavides.

Para Javier Vásquez, mensajero, la implementación de la factura electrónica fue una sorpresa. “No sabía que hoy empezaba, es la primera vez que me piden los datos, pero la verdad fue bastante rápido y me dijeron que la información queda registrada en el sistema, entonces la próxima vez solo tengo que dar la cédula de la empresa y la factura sale más rápido”.

Nuevo proceso

José Miguel Masís, director ejecutivo de la Cámara de Empresarios del Combustible, explicó que desde setiembre del 2018 varias estaciones empezaron a hacer pruebas e implementaron los sistemas para generar facturas electrónicas. Sin embargo, esto ocurrió en apenas el 10% de los centros de servicio.

Las 380 gasolineras del país deben emitir factura electrónica a partir de este lunes 1.° de abril, luego de que la Dirección General de Tributación (DGT) concedió una prórroga a este sector en setiembre del 2018.

En promedio, las gasolineras generan cerca de 400.000 facturas diarias –1.200 por cada estación de servicio–, según datos de la Cámara de Empresarios del Combustible.

A las personas físicas se les solicita el nombre completo, número de cédula y correo electrónico para enviar el comprobante de la factura. Mientras que a las personas jurídicas se les pide el nombre de la empresa, el número de cédula y el correo electrónico al que debe remitirse el documento.

Ronald Artavia, presidente del Colegio de Contadores Públicos, recordó que Tributación concedió una prórroga a las expendedoras de combustible porque debían hacer ajustes para implementar los sistemas de facturación electrónica.

“La Administración Tributaria les concedió más tiempo a las gasolineras para obtener los equipos de facturación necesarios que minimizan toda posibilidad de riesgo para los consumidores, en apego a la normativa de Cuerpo de Bomberos de Costa Rica sobre el uso de dispositivos electrónicos en las estaciones de servicio, debido a los riesgos de explosión”, señaló Artavia.

En la mayoría de las gasolineras las computadoras y equipos electrónicos se encuentran en oficinas que operan de 8:00 a. m. a 6:00 p. m. y que se ubican lejos de las zonas de expendio, debido a que utilizan electricidad y eso genera riesgo para los clientes ya que en caso de cortos circuitos se podría ocasionar una explosión.

La nueva normativa de Hacienda exige que los pisteros cuenten con equipos para emitir las facturas electrónicas, por esta razón las gasolineras optaron por datáfonos, tabletas y habilitaron computadoras cerca de las zonas de carga de combustible para generar los documentos.
Tecnología aliada

El mercado ofrecer diferentes alternativas para que las gasolineras cumplan con el requisito de entregar factura electrónica a los clientes que las soliciten.

La estación de servicio La Favorita en Pavas cuenta con un software instalado en computadoras que les permite generas las facturas.

Los pisteros portan tabletas en las que tienen un chat donde escriben los datos de los clientes, esa información es recibida por un cajero –sentado frente a la computadora– quien la introduce en el sistema que procesará la factura finalmente.

En el Servicentro Tournón optaron por contratar a una empresa que ofrece una app y los datáfonos para generar las facturas.

Johan González, gerente de la compañía Facturero.cr, indicó que durante dos meses hicieron estudios para evaluar los diferentes procesos que se dan en las gasolineras y revisar la experiencia del cliente con el objetivo de crear un sistema funcional que ahorre tiempo.

La app de esta empresa se llama 4Gas y se puede utilizar sin Internet. González agregó que el sistema es utilizado por 23 gasolineras actualmente.

En otras estaciones de servicio mantienen computadoras en sus cajas, lo que obliga a los pisteros a tomar los datos de los clientes, anotados en un papel, y desplazarse hasta la caja para introducir la información en el software y así crear la factura.