Fuente: La Nación

Luego de dos reuniones de la mesa de diálogo sobre la reforma fiscal, el Gobierno dio a conocer este viernes por la mañana una nueva versión de la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas donde introduce algunos de los cambios solicitados por las fracciones legislativas.

Entre las modificaciones que hace el Ministerio de Hacienda en el borrador puesto a consulta, está la reducción del impuesto sobre el valor agregado (IVA) a la educación privada, las medicinas, la electricidad y los alquileres para las micro, pequeñas y medianas empresas.

Como parte de las peticiones de los legisladores, también se redujo la tasa del IVA para varios insumos agropecuarios, que originalmente estaba en un 13%.

Entonces, se aplicaría un 2% del mismo impuesto la importación o compra local de trigo, frijol de soya, sorgo, maíz, fruta y almendra de palma aceitera. También, entran en esa tarifa las primas de seguros personales y la compra de empaques y embalajes.

En cuanto a las reducciones, la nueva versión baja del 4% al 2% la tarifa del IVA para los servicios privados de educación, al igual que en el caso de las medicinas.

En cuanto a los alquileres, establece un beneficio para las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) registradas ante el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC). Estas empresas estarán exentas del IVA siempre que sus alquileres cuesten menos de 1,5 salarios base, o sea, ¢648.000.

En el caso de las iglesias de cualquier credo, el nuevo texto las dejaría exentas de pagar impuesto por el alquiler de locales, tal como ocurre hoy. En la versión anterior del proyecto, se gravaba con un 13% las que pagan más de ¢864.000 al mes.

Con las distintas reducciones de impuestos que introduce el Poder Ejecutivo en el borrador de la reforma fiscal, Hacienda dejaría de recaudar un 0,05% del producto interno bruto (PIB), aseguró el viceministro de Ingresos, Nogui Acosta, lo que equivale a más de ¢16.400 millones.

El proyecto, en un principio, pretendía recaudar más de ¢650.000 millones adicionales por año.

El jerarca hacendario explicó que el borrador no introduce un mecanismo de compensación para el impacto en el rendimiento de la propuesta fiscal y que lo pusieron a consulta de los diputados para definir eso.

“Todavía no está claro cómo lo compensaríamos. Estamos planteando el escenario que nos han pedido. Liberación nos pidió 2% en medicamentos y en educación. Estamos haciendo un poco el análisis de cuánto perdíamos y ahora la discusión es cómo aumentarlo”, dijo Acosta.

Explicó que los diputados plantearon el gravamen al premio de las loterías y se incluyó en el borrador de la reforma fiscal.

A pesar de que tres fracciones pidieron considerar la exención de los productos de la canasta básica o al menos una reducción de la tasa, del 2% al 1%, Hacienda mantuvo el 2%.

También, el Gobierno aumentó de 250 a 280 kilovatios hora el consumo mensual familiar que estará exento de pagar un 13% de IVA.

Eso sí, se mantiene la idea que el consumo de electricidad que sobrepase el techo de los 280 kilovatios y los 30 metros cúbicos de aguas se tribute sobre la totalidad del consumo y no sobre el excedente.

En la nueva versión del texto sustitutivo, que se presentaría en el segundo día de mociones de fondo del expediente legislativo 20.580, también se introdujeron los cambios que se aprobaron durante el primer día de mociones, entre ellos la aclaración de que la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y las municipalidades no quedan sujetas al IVA.

También, se establece que las primas de los seguros de riesgos del trabajo, agropecuarios y de viviendas de interés social están exentas, así como el autoconsumo de energía por fuentes renovables, como el viento, el sol y la biomasa.

Aunque se mantiene el límite del 20% a las deducciones que puedan hacer las empresas de los intereses como gastos de operación, se establece que el techo máximo inicial será del 30% y que, a ritmo de dos puntos porcentuales por año, se irá bajando hasta quedar en el 20%. Esta fue una solicitud del Partido Liberación Nacional.

Restauración: ‘Es una burla’

Una vez que fueron conociendo la propuesta de nueva reforma fiscal, los diputados integrantes de la Comisión de Reforma Fiscal reaccionaron a la iniciativa del Ministerio de Hacienda.

Con un pequeño párrafo que Carlos Avendaño, jefe de la fracción del Partido Restauración Nacional (PRN), envió a través de su periodista, definió la propuesta como una “burla”. “Me parece una burla y un irrespeto a las fracciones ya que estamos en la etapa de conversación sobre las propuestas que hicimos las distintas agrupaciones”, alegó el jefe restauracionista.

La liberacionista Yorleny León también difundió un mensaje a través de su ayudante de prensa, donde argumentó que su partido se preocupa de que “las medidas fiscales garanticen la mínima afectación a la clase media” y al sector agropecuario.

“Se hizo un esfuerzo para que el gravamen sobre educación, alquileres y medicamentos no afectara a las clases más desprotegidas. En cuanto a renta quisimos proteger a las empresas más endeudadas, exigiendo cambios en la regla de subcapitalización de intereses”, explicó.

León considera que hay varios aspectos en los que el Gobierno no cumplió con las exigencias de su agrupación política y que, por lo tanto, intentarán proponer esos cambios con mociones propias, cuando se abra el segundo y definitivo periodo para la presentación de esas modificaciones al plan fiscal.

“El lunes estaremos viendo este tema para tomar una decisión definitiva sobre los puntos a mocionar que irían en la línea de aclarar y generar seguridad jurídica a los sectores y al sistema tributario”, comentó. Aparte, no definió si su fracción parlamentaria daría su aval para que este nuevo texto sustitutivo de acoja como la base de la discusión.

Cambios de redacción

Además de las modificaciones en reducción de tasas, el nuevo borrador hizo varios ajustes en la redacción de artículos que, a juicio de diputados y Hacienda, debían quedar más claros.

En ese paquete se hizo modificaciones al inciso que habla de “asimetrías híbridas”, que se refiere a las divergencias que hay en el tratamiento fiscal de una entidad o instrumento financiero entre el ordenamiento jurídico costarricense y otras jurisdicciones.

Una de esas modificaciones es para explicar mejor el concepto, que es una reforma al inciso m propuesto para el artículo 9 de la Ley de Impuesto sobre la Renta. Allí se establece que los gastos por asimetrías híbridas no son deducibles de la renta bruta.

“Los gastos asociados con asimetrías híbridas que efectúe el contribuyente a partes vinculadas en el extranjero cuando tales gastos no generen un ingreso gravable o generen un ingreso exento para dicha parte vinculada, o cuando estos gastos también sean deducibles para la parte vinculada domiciliada en el extranjero”, dice el artículo propuesto.

También hubo un cambio en la redacción del artículo sobre el incentivo por desempeño, donde se establece cambia el inicio de una oración, que antes decía: “Los resultados de la evaluación anual serán el único parámetro para el otorgamiento del incentivo por anualidad a cada funcionario”.

En la nueva versión de la reforma fiscal, dice: “La evaluación anual será el único parámetro para el otorgamiento del incentivo por anualidad a cada funcionario”.