Fuente: El Periódico CR

Como parte de las medidas contempladas en Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, mejor conocido como plan fiscal, los hogares abastecidos por las empresas pertenecientes a la Cámara de Empresas de Energía y Telecomunicaciones (CEDET) tendrán que pagar el 13 % de impuesto en el recibo de luz.

Siempre y cuando el consumo de electricidad en un hogar no sobrepase los 280 kWh, la tarifa se mantendrá exenta del cobro, sin embargo, los consumidores que excedan los 280 kWh tendrán que pagar el impuesto a partir del próximo primero de julio.

Por ejemplo en el caso de ESPH un usuario de energía con un consumo mensual de 281 kWh paga actualmente ¢ 21 419 y con el IVA ¢ 24 204, es decir ¢ 2 785 más.

Para un asociado de COOPELESCA con un consumo mensual de 300 Kwh, el impuesto representará un incremento de ¢2.104. Para este caso la factura pasará de ¢28.567 a ¢30.672 (7% más), según cálculos, con las tarifas vigentes a hoy.

Por otro lado, las empresas distribuidoras de electricidad deben cancelar al Ministerio de Hacienda el 13 % del IVA en la factura total del mes, pese a las familias exentas sin tomar en cuenta que los consumidores exonerados son cerca del 73% del total, en promedio. Por lo que CEDET considera la necesidad que la Autoridad Reguladora de Servicios Públicos (ARESEP) tome medidas de ajuste en tarifas del servicio eléctrico.

Por su parte, el Presidente de CEDET, Allan Benavidez, considera que la situación generará un problema financiero con el que no podrán cubrir los gastos empresariales.

  “Las empresas distribuidoras tenemos una responsabilidad social y una responsabilidad cívica para con el Estado costarricense y es colaborar en la recaudación del impuesto al valor agregado, pero sin ignorar que las exenciones generarán “un hueco” financiero a las empresas distribuidoras de electricidad”, expresó Benavidez.

Con lo anterior, se concluye que igualmente aquellas familias que fueron exoneradas del 13% del IVA serán sujetas de un posible aumento tarifario, que según estimaciones que han hecho las empresas distribuidoras podría rondar hasta el 4% adicional, para poder compensar el “hueco” financiero mencionado.

Actualmente cuando en un hogar se superan los 250 kWh de consumo se paga un 5% de impuesto general sobre ventas, pero ahora este será sustituido por el 13% correspondiente al IVA, en las condiciones mencionadas anteriormente.

Por otro lado, las empresas integrantes de CEDET plantean una serie de estrategias para impulsar el ahorro de electricidad entre sus abonados y asociados al tiempo que iniciarán un proceso informativo para dar a conocer la aplicación del IVA.

  “En las últimas semanas equipos técnicos de las empresas distribuidoras han estado en sesiones de trabajo con personeros de la ARESEP y de la Dirección de Tributación Directa discutiendo sobre el impacto del cobro del 13% del IVA, escenarios posibles, porcentajes de poblaciones afectadas, situación de las empresa distribuidoras”, comentó Erick Rojas, vicepresidente de CEDET.

CEDET está compuesta por CONELECTRICAS R.L, COOPEGUANACASTE R.L, COOPESANTOS R.L, COOPEALFARORUIZ R.L y COOPELESCA R.L, junto a ellas la Empresas de Servicios Públicos de Heredia (ESPH) y la Junta de Servicios Eléctricos de Cartago (JASEC).