Fuente: La República

Los nuevos impuestos que vendrán con la reforma fiscal recién aprobada, harán que el comercio en el país crezca solamente un 2,1% en 2019.

Esto se debe a que los hogares tendrán menos poder adquisitivo para comprar, precisamente por pagar esos tributos

A esto habría que considerar cuánto se recuperará la confianza de los consumidores, indicador clave para medir el consumo.

Por otra parte, la incertidumbre alrededor de posibles aumentos en las tasas de interés y el comportamiento del tipo de cambio han influido en estas proyecciones hechas por la Cámara de Comercio.

“Justamente ese menor poder adquisitivo que tendrá la población en 2019, como efecto secundario del plan fiscal, es lo que nos lleva a prever ese crecimiento más lento, que no deja de ser positivo porque a fin de cuentas es un aumento, peor sería estar viendo números negativos, sobre todo tomando en cuenta que este año ha sido difícil”, explicó Alonso Elizondo, director ejecutivo de la Cámara de Comercio.

Durante 2018, este sector productivo ha experimentado un crecimiento del 1,6%; cifra que es casi la mitad de la vista en 2017.

Dicha desaceleración se explica por una pérdida de dinamismo en subsectores como vehículos, cuya importación ha venido cayendo, hasta mostrar cifras negativas del 8%, al tercer trimestre del año.

Por otro lado, el sector comercial continúa como el principal generador de empleo en el país y durante los próximos 12 meses generaría al menos 2 mil nuevos puestos.

Son casi 500 puestos menos de los que se generaron este año, precisamente por los nublados del tema fiscal.

Actualmente, cerca de 258 mil costarricenses (el 14% de la fuerza laboral), está empleado en este sector.

Para Navidad y final del año, el comercio espera un repunte de un 13% en sus ventas, de acuerdo con estimaciones de la Cámara.