Fuente: La Estrella Panamá

El pleno de la Asamblea Nacional, aprobó en tercer y último debate el proyecto de ley 570 que establece el impuesto selectivo al consumo de bebidas azucaradas.

De acuerdo con el proyecto las bebidas azucaradas de producción nacional e importados tendrán un impuesto del 8%, mientras que para los jarabes, siropes y concentrados, se cobrará 10%.

Estarán exento del impuesto los néctares, jugos de frutas o vegetales concentrados naturales de frutas, los alimentos a bases de lácteos, granos o cereales.

De lo recaudado el 35% será para el ministerio de Salud (Minsa) , el 25 % al Instituto Oncológico, el 15% para los programas de las Clínicas del Paciente Diabético, un 15 % para el Ministerio de Educación, un 5 % para el Ministerio de Desarrollo Agropecuario y el 5% para el Ministerio de Comercio e Industrias.

La iniciativa se da por la alta prevalencia de obesidad en la población, que en parte es por el consumo de estas bebidas azucaradas.