Fuente: El Empresario México

Un mexicano destina al año casi 12 días, un promedio de 286 horas para cubrir sus obligaciones con el fisco, lo que coloca a la entidad mexicana en la posición 114 de 190 países dentro del ranking, de acuerdo a datos del informe del Doing Bussines 2017.

Asimismo, las empresas requieren tener en regla los temas fiscales y este deber colectivo ayuda a la economía del país; sin embargo, algunos empresarios lo consideran un verdadero lastre, no sólo por el aumento tarifario a dichas obligaciones fiscales, sino por el tiempo que se le destina a intentar cumplir con ellas.

“El mantener a una empresa, y todo lo que esto implica no es tarea sencilla, menos si hablamos de temas fiscales; uno de los problemas más recurrentes que encuentran los directivos es referente al pago de recaudación, pues, gracias a las nuevas disposiciones que se han dado sobre el Impuesto sobre la Renta o la ahora factura de nómina, adicionado al nuevo sistema de facturación la tarea no es nada sencilla”, menciona Maximino Ibarra Barajas, director general de Ibarra Barajas en un comunicado.

En México se pagan cerca de 30 impuestos diferentes, entre los que destacan, el Impuesto al Valor Agregado (IVA), con un monto del 16%; el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), el Impuesto sobre la Tenencia, que se calcula con base en las características del vehículo y, uno de los más importantes el Impuesto sobre la Renta (ISR), esencial en nuestro país pues, poco más de la mitad de todos los impuestos recaudados en México corresponden a éste.

El especialista considera tomar en cuenta los siguientes puntos para hacer una correcta declaración fiscal.

  Hacer un calendario, para que tener presente cuando es la fecha en que se deben pagar los impuestos.
  Tener toda tu documentación y/o comprobantes en regla.
  Contar con archivos o copias de respaldo para evitar posibles extravíos o pérdidas de información.
  Guardar los comprobantes fiscales de manera cronológica.
  Solicita todas las facturas que correspondan a gastos indispensables, para realizar las actividades gravadas.

Con estos tips, además de la asesoría de expertos, el dolor de cabeza, desaparecerá por completo.