Fuente: CR Hoy

En materia económica, la principal coincidencia de los partidos políticos se da en la necesidad de que el país implemente de manera urgente del Impuesto al Valor Agregado (IVA), se enfoque en la educación especializada y una menor tramitomanía

Así se desprende de una lectura del plan de Gobierno del oficialista Partido Acción Ciudadana (PAC) –el único publicado hasta el momento-, así como entrevistas a los economistas Edna Camacho, candidata a vicepresidenta del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Edgar Ayales, candidato a vicepresidente del Partido Liberación Nacional (PLN) y Luis Paulino Vargas del Frente Amplio (FA).

Una de las prioridades mencionadas por los expertos de los cuatro partidos es la urgencia de extender el cobro del impuesto de ventas a todos los bienes y servicios que se producen en el país, por medio de la transformación del Impuesto sobre las Ventas actual en el Impuesto al Valor Agregado (IVA).

En el caso del Frente Amplio, apoyan la idea pero insisten en que debe permanecer en el 13% y con un sistema de devolución para las personas de menores recursos.

Otra de las coincidencias es la idea de utilizar la educación como una herramienta de aceleración del crecimiento económico por medio del empleo. Para esto proponen que los currículos y programas de la educación técnica y universitaria se ajusten para que se ajusten a las necesidades de los sectores más boyantes del país.

“Algunos sectores e han quedado rezagados. Hace 30 años el país tenía una economía agrícola. Ahora se basa en los servicios, pero nuestros sistemas educativos -MEP, INA, etc- no responden a las necesidades de la nueva economía. Hay que examinar el tema de la educación. Hay que preparar más a la gente.  Falta de vínculo entre programas y la economía de hoy”, explicó Ayales.

Esta opinión la comparte con Camacho, quien aseguró que el país ya tiene la institucionalidad, pero debe adaptarla. “Tenemos todas las herramientas: los colegios técnicos, el INA, la UTN.  Sería urgente que estas instituciones respondan a las necesidades de las empresas. Hay una gran oportunidad”, comentó.

La lucha contra el exceso de trámites es el tercer punto de concordancia, pues en los tres partidos (PAC, PLN Y PUSC) proponen reducirlos y hacerlo más eficientes, así como utilizar las herramientas que ya provee la legislación.

“Hay gente con proyectos que ya están iniciados, hay que desentrabar lo que existe. Hay que aplicar el silencio positivo donde está establecido, esto permitiría que una seria de premisos que están detenidos, puedan seguir adelante”, explicó Camacho.

En opinión de la economista, para el largo plazo lo ideal sería llevar todos los trámites al internet.

Ayales, por su parte, opina que esta simplificación de trámites debe acompañarse de manera estratégica con mayor fomento a la producción y fortalecimiento al sistema bancario, que haga fluir el crédito a las empresas que lo necesitan.

Una opinión más distante tiene Vargas quien considera que la inversión, principalmente la pública, es la receta que puede poner a caminar al país a mayor velocidad. Propone áreas como energías limpias, saneamiento, tecnología e infraestructura.

Freno al déficit

Los tres partidos también coinciden en poner un freno al creciente déficit fiscal, que se origina en gastos inflexibles mucho mayores que los ingresos que logra recaudar el Ministerio de Hacienda.

En lo que se diferencian, es en la manera en que atacarían este problema, que quedaría sin resolverse al final de la Administración Solís Rivera.

En el caso del PAC se confiará en dar seguimiento a los proyectos que ya plantearon a la Asamblea Legislativa, como continuidad de este gobierno.

En el caso del PUSC, Camacho opinó que la medida más urgente es una reforma constitucional que establezca un límite máximo al tamaño del déficit.

“Hay una propuesta concreta que está en la corriente legislativa. Da una señal muy clara sobre hacia donde deberíamos de llegar. El proyecto también tiene una herramienta que da potestad al Gobierno para que la ley presupuestaria pueda estar por encima de las leyes ordinarias”, comentó. La idea es equilibrar el presupuesto por encima de las leyes con mandatos especiales.

Ayales y Vargas, son más drásticos y opinan que el ajuste debe hacerse de manera simultánea en varias áreas.

“No hay una medida prioritaria que lo resuelva sola, son varias. Son demasiadas las aristas y los componentes como para pensar que una sola puede resolverlo. Siempre la solución va a tener que involucrar varias medidas desde los ingresos, los gastos y la gobernabilidad fiscal. Deben estar congregadas y bien balanceadas”, comentó Ayales.

En su opinión,  el país ya sobrepasó le etapa en que se podrían hacer pequeños ajustes.  “El problema ahora se resuelve con varias medidas al mismo tiempo”, dijo.

Vargas agregó que también debe ser una reforma con impuestos más progresivos.

“Hay que avanzar en una estrategia integral para atacar el problema. No pueden ser parches parciales. Pero cada quien contribuyendo según sus posibilidades.  El Estado debe der más eficiente, pero no se puede arreglar si no baja el desempleo y o si el país no crece más”, comentó.

Las cuatro propuestas partidarias, eso sí, reconocen que el déficit fiscal es el principal problema por resolver del país.

CRHoy.com intentó conversar con Franz Tattenbach, economista candidato a las vicepresidencia por el Movimiento Libertario, sin embargo no fue posible contactarlo a su teléfono celular.