Fuente: La Nación

Tener niveles de ocupación saludables parece ser una tarea cada vez más complicada para quienes administran los centros comerciales en Costa Rica.

La tasa de disponibilidad de espacio de los llamados regional center (con más de 10.000 metros cuadrados) fue del 7,85% en marzo pasado, según datos de la firma de bienes raíces Colliers Internacional.

Esa cifra se acerca al límite saludable del 10% y existe una alta posibilidad de que aumente en el corto plazo al entrar en vigencia el Impuesto al Valor Agregado (IVA).

A partir del 1°. de julio, el alquiler de locales comerciales estará gravado al 13%, con una exoneración para las micro y pequeñas empresas inscritas en el Ministerio de Economía, Industria y Comercio o ante el Ministerio de Agricultura y Ganadería (siempre que el monto del alquiler no exceda un salario base y medio, que actualmente son ¢669.300).

“Podríamos esperar que impacte (el IVA) y que el efecto se absorba en el mediano plazo”, explicó Randall Fernández, gerente general de Colliers Costa Rica.

El impuesto se sumará a una lista de factores que golpean la ocupación de los grandes complejos comerciales. Entre ellos, la situación económica del país, el aumento en la competencia, los problemas de movilidad por las carreteras y las compras en línea.

Al hablar de desaceleración económica, por ejemplo, en el último año la variación interanual del índice mensual de actividad económica (IMAE) pasó de un crecimiento interanual de 3%, en marzo del 2018, al 1,8%, en marzo pasado.

La Nación realizó un recorrido en las instalaciones de tres centros comerciales los pasados 20 y 21 de mayo, contabilizando al menos 41 espacios sin uso en Oxígeno (Heredia), 31 en el City Mall (Alajuela) y 51 en el Paseo de las Flores (Heredia).

Este diario contactó a representantes de esos inmuebles; sin embargo, no contestaron las consultas enviadas. Quienes sí se refirieron a la situación que atraviesan fueron Lincoln Plaza, Multicentro, Paseo Metrópoli y Multiplaza.

Lincoln Plaza, en Moravia, reporta una ocupación del 96%.

Ana Laura Rojas, gerenta de mercadeo de Portafolio Inmobiliario, indicó que el atractivo de los centros comerciales de cara a los comercios se resume en mantener un tráfico, lo que logran con actividades de entretenimiento, campañas de comercialización y otras medidas.

Sobre las consecuencias que tendrá el IVA, la representante indicó que revisarán los casos uno por uno con sus inquilinos para entender el impacto y cómo pueden mitigar el efecto por medio de promociones, eventos u otras medidas.

Una fórmula similar implementa y lo seguiría haciendo Multicentro en Desamparados.

“Ha sido un comienzo de año duro, pero somos un mall que ha mantenido la visitación al ofrecer múltiples actividades para la familia”, destacó Julieta Bonilla, gerenta general del centro comercial desamparadeño.

En el último año abandonaron sus instalaciones Boutique Perfil y Saúl, pero ingresaron Samsara, Mima, BHN y Ximi Vogue, para una ocupación del 100%.

Paseo Metrópoli, por su parte, reporta que poco más del 90% de su área comercial está ocupada y espera que se mantenga así pese a la puesta en funcionamiento del IVA.

Quienes dirigen ese complejo apuestan por una oferta centrada en amenidades y servicios para los visitantes e inquilinos. Por ejemplo, en agosto lanzarán un “mercadito gastronómico” como parte de su estrategia de innovación.

En el caso de Multiplaza, el centro comercial no detalló cuál es el porcentaje de ocupación de sus complejos en Curridabat y Escazú. No obstante, indicaron que sus cifras eran “sanas”.

“Nuestros centros comerciales están sanos gracias a nuestra experiencia y solidez (…) nuestra fuerte presencia en la región nos permite siempre fortalecer y renovar nuestra mezcla de negocios”, destacó Elisa Rojas, gerenta de mercadeo y ventas de la compañía.