Por: Licda. Zaira Mora B / Actualidad Tributaria

En Octubre del 2009 entró en vigencia la Ley 8683, Impuesto Solidario para el Fortalecimiento de Programas de Vivienda, que estableció un nuevo tributo nacional, y el primero en el país cuya declaración se hacía en medios tecnológicos y no en papel. Este tenía por propósito que aquellos propietarios de viviendas de alto valor, contribuyeran para otorgar viviendas dignas a familias de escasos recursos.  Se estableció un plazo de diez años, por lo que se esperaba que para el 2019 se hiciera la última actualización de valores y el último pago de este impuesto.

Sin embargo, para muchos ha pasado desapercibido el hecho de que este impuesto llegó para quedarse!.  Esto es así ya que en la Ley N° 8981 “Reformas para fortalecer la Administración Tributaria”, publicada en el Alcance #58 de la Gaceta #167 del 31 de agosto del 2011, se derogó el artículo 19 de la Ley 8683, mismo que establecía la vigencia de los 10 años.  En otras palabras, desde el año 2011 el impuesto solidario es un impuesto permanente.

El impuesto solidario, mal llamado el impuesto a las casas de lujo, establece como hecho generador la propiedad o titularidad de un derecho de uso, goce o disfrute de un bien inmueble de uso habitacional, con fecha de corte al primero de enero de cada año.  De manera que quien a esa fecha sea propietario, titular de un derecho sobre el bien, concesionario o permisionario de la franja fronteriza de la zona marítima terrestre o de cualquier otro inmueble otorgado por el Estado o sus instituciones, tiene la obligación de presentar la declaración y pagar el impuesto que corresponda.

Para cumplir con dicha obligación, es necesario que el contribuyente logre determinar adecuadamente el valor fiscal del inmueble y lo registre en el sistema de la Administración Tributaria. Para determinar el valor se utilizan los manuales de Tipología Constructiva y Zonas Homogéneas, y para su registro y declaración debe utilizarse el formulario D.179 “Declaración Jurada del Impuesto Solidario para el Fortalecimiento de Programas de Vivienda Ley 8683” mismo que se encuentra en el sistema de Administración Tributaria Virtual (ATV).  Si al determinar el valor del inmueble se establece que la vivienda no supera el monto exento no tendrá la obligación de cumplir con lo antes dicho por encontrarse dentro del rango exento.

Es importante tener claridad que aquellos propietarios de inmuebles que han declarado y pagado en años anteriores, tienen la posibilidad de desinscribirse de esta obligación si al actualizar los valores de la vivienda, determinan que el monto está dentro del tramo exento. 

Según la normativa vigente los contribuyentes cuentan con plazo para declarar y pagar sin recargos hasta el día 15 de Enero, posterior a esa fecha deberán pagar con el recargo de los intereses y las sanciones que correspondan como omisión de declaración o morosidad en el pago.  Sin embargo, al día de hoy la Administración Tributaria no ha publicado los valores para el periodo 2019, situación muy lamentable ya que ningún contribuyente puede actualizar su declaración sino hasta que dichos valores sean publicados.

A solo una semana de la fecha límite de declaración y pago, las autoridades fiscales no tienen los tramos de valores a utilizar, lo que ha puesto a los contribuyentes en una difícil situación, ya que si no existe una prórroga en el plazo de presentación y pago del tributo, los obligará a tener que preparar los avalúos con muy pocos días previos a la fecha límite, como se dice popularmente “corriendo”
Lamentablemente esa es la realidad el día de hoy.  El impuesto llegó para quedarse, pero queda aún esperar a que la Administración Tributaria haga su trabajo y publique los valores.

En Actualidad Tributaria contamos con un equipo interdisciplinario que le podrá ayudar con la determinación de valores, avalúos y trámites de este impuesto.  No dude en contactarnos al teléfono 2248 4822, será un gusto servirles!