Fuente: El Mundo CR

Un incremento en el pago de intereses de la deuda se trajo abajo los esfuerzos del Ministerio de Hacienda por mantener contenido el déficit fiscal.

Así lo revelan las cifras fiscales al cierre del mes de junio, cuando el déficit fiscal pasó de un 2,2% del Producto Interno Bruto (PIB), en junio de 2016 a 2,4% del PIB en junio de este año.

Por otro lado, según Hacienda, el déficit primario (diferencia entre ingresos y gastos, sin intereses) se mantuvo en 0,9% del PIB.

Los números habrían sido superiores si la recaudación tributaria no hubiese aumentado nuevamente durante el mes anterior. Según las cifras, los ingresos por impuestos aumentaron 6,8%, especialmente por un incremento del 12,9% en el impuesto a los ingresos y utilidades.

Asimismo, Hacienda indicó que las transferencias corrientes crecieron a junio anterior un 8,3%, debido a la asignación de recursos del Presupuesto para destinos específicos constitucionales y legales, entre ellas las de Fodesaf, el FEES y las pensiones con cargo al Presupuesto Nacional.

“Este rubro explica el 33% del aumento en el gasto total”, dijo Hacienda.

Adicionalmente, el pago de intereses presentó un crecimiento importante, ya que el acumulado a junio 2016 aumentó un 9%, mientras que al cierre de abril 2017 lo hizo en un 20,7%.

“No me cansaré de reiterar que este país urge de una reforma integral para el fortalecimiento de la Hacienda Pública. Desde julio del 2014 enviamos los primeros proyectos de esta reforma, a la vez que pusimos en marcha una serie de medidas administrativas con las cuales hemos mejorado la recaudación de impuestos y la calidad del gasto. Sin embargo, el 12 de agosto del 2017 se cumplirán dos años de haber presentado a la Asamblea Legislativa los proyectos de IVA y Renta, sin que a la fecha se haya avanzado en su discusión”, lamentó el primer vicepresidente y Ministro de Hacienda, Helio Fallas.

De acuerdo con el segundo al mando del gobierno, son muchas las ocasiones en las que han insistido sobre la urgencia de aprobar estos proyectos para afrontar el problema fiscal.

“También hemos reiterado que la deuda compromete el desarrollo del país,  y que su saldo creciente aumenta el costo financiero, limitando la inversión social y productiva. Estamos al límite del endeudamiento y la ausencia de recursos frescos para enfrentar compromisos ineludibles nos exigen valorar medidas de emergencia, ante una eventual falta de liquidez”, enfatizó Fallas.