Fuente: La República

Sí el gobierno de Carlos Alvarado logra aprobar la reforma fiscal, los nuevos recursos no alcanzarían para pagar las pensiones de lujo actuales.

Con los nuevos impuestos se generaría cerca de ¢525 mil millones al año (1,5% del PIB), mientras que el país gasta unos ¢700 mil millones al año en pagarles a los jubilados de lujo.

Por una pensión de lujo se entiende aquella que recibe una persona que no cotizó lo suficiente por un monto, pero lo recibe por circunstancias del sistema.

De estas, unas 9.600 personas reciben sumas por encima de ¢1,5 millones, sin haber cotizado por ese monto, lo que hace insostenible el régimen.

La solución está en una reforma al sistema de pensiones, para que estas no entreguen sumas de más a las personas que no han cotizado por ello. Este proyecto será impulsado por el Ministerio de Trabajo en los próximos meses.

Tanto la Superintendencia de Pensiones, como la Contraloría han advertido sobre este accionar en los regímenes de pensiones, pero sobre todo aquellos con cargo al presupuesto nacional.

El número total de pensionados en Costa Rica es de unas 430 mil personas contando todos los regímenes.


Reformas aprobadas

Los regímenes de pensiones con cargo al Presupuesto Nacional se modificaron en los últimos años por parte de los diputados y del Poder Ejecutivo.

Julio 2016 Legisladores aprobaron cuatro proyectos de ley para reducir el gasto en las pensiones de lujo y se elevó de 55 a 60 años la edad de retiro

19 de abril 2018 Se aprueba en segundo debate la ley para cerrar el hueco de ¢5,3 billones las pensiones judiciales

3 de julio 2018 El Consejo de Gobierno acordó enviar a la Procuraduría General de la República 325 pensiones de lujo del Magisterio Nacional para su estudio.


Menos impuestos o más control en el gasto

Los diferentes sectores vienen pidiendo al gobierno recortar estos beneficios antes de aprobar nuevos impuestos y muchas personas dan su versión.

Carlos Alvarado

Presidente
República

Es un tema que preocupa mucho y que está molestando a muchas personas que están en contra de que se cobren más impuestos; sin embargo, estos regímenes se crearon desde hace muchísimo tiempo y el Poder Ejecutivo va a ir modificando leyes para que sean más justos.

Marta Acosta

Contralora general
República

Los regímenes de pensiones diferenciados y asimétricos deben revisarse y ajustarse en el país, de frente a su sostenibilidad futura. La Contraloría General ha venido advirtiendo sobre el impacto del fenómeno del cambio demográfico sobre las finanzas públicas.

Luis Loría

Economista
Independiente

Las pensiones de lujo viven como sanguijuelas de la sociedad. El dinero para pagar estos privilegios, inmorales, injustos e inmerecidos sale del bolsillo de todos los costarricenses. Se trata de un perverso esquema de redistribución de la riqueza que les quita a los que menos tienen para darles más a quienes más tienen.

Álvaro Ramos

Superintendente
Pensiones

Una posible solución es mandar a todos los funcionarios, sobre todo a los nuevos, a la Caja, de manera que la pensión máxima sea de ¢1,5 millones eso permitiría nivelar un poco y fortalecer el régimen de Invalidez, Vejez y Muerte.