Fuente: La República

El gobierno debe tomar medidas ante los riesgos fiscales que señala la Contraloría en su memoria anual.

Un “importante esfuerzo” de contención del gasto corriente, especialmente en transferencias, remuneraciones y consumo, es necesario para que la deuda vuelva a niveles sostenibles, dice el reporte preparado por Marta Acosta, contralora general.

Los recursos líquidos del gobierno apenas cubrían un 0,4% de los vencimientos a menos de año en diciembre y para enero seguía cerca de mínimos históricos en 1,3%.

“La estabilización en el comportamiento de la deuda necesariamente requiere medidas estructurales de ajuste fiscal que complementen las aprobadas”, dice el reporte.

Dejar de sustituir las plazas de funcionarios que se retiran, recortes al gasto o hasta un convenio con el Fondo Monetario Internacional están dentro de las diferentes medidas que algunos analistas recomiendan.

“Esta crisis fiscal desnudó todas las debilidades que tiene la estructura estatal de Costa Rica y, si no resolvemos eso, volveremos a tener una crisis en unos años”, dijo Fernando Naranjo, economista de Cefsa.

Falta mucho

Aunque coinciden en que nuevas medidas son necesarias para mejorar las finanzas públicas, los analistas recomiendan diferentes opciones.

Fernando Naranjo
Economista
Cefsa

No me gustó que recomienda que se aprueben los eurobonos, que es pasar el problema para el futuro y eso no debería ser.
Lo primero que debió haber hecho el gobierno era negociar un acuerdo con el FMI, que abriría las puertas al financiamiento con organismos multilaterales y para una emisión de bonos internacionales con tasas mucho más bajas.
El empleo del sector público y las remuneraciones siguen creciendo, cuando en el sector privado las remuneraciones no crecen y realmente ahí hay preguntas muy gruesas que hacerse, de hasta dónde el gobierno está ejecutando lo que debería en un momento de crisis fiscal.

Roxana Morales
Economista
Universidad Nacional

Aunque el país haya aprobado una reforma fiscal a finales del 2018, desde el principio era claro que la misma era insuficiente para darles sostenibilidad a las finanzas.
La carga tributaria en el país sigue siendo baja con respecto al gasto como porcentaje del PIB y se requerirá de ajustes adicionales a la reforma fiscal en los próximos meses, tanto por el lado del gasto como de los ingresos.
La desaceleración de la economía dificultará la recaudación de más impuestos, a pesar de que entre a regir parcialmente la reforma en julio.

Daniel Suchar
Analista financiero
Universidad Latina

Viene a resaltar nuevamente la importancia del fortalecimiento de las finanzas públicas.
Este nuevo informe manda un mensaje de necesidad de corto plazo para resolver las finanzas públicas de Costa Rica.
Hay que llevar a cabo nuevas actividades muy importantes, como la reforma del estado, la ley de empleo público y poder acortar la brecha en la intermediación bancaria para una reactivación económica.