Fuente: La República

Si no se mejora la lucha contra de la evasión de impuestos, los beneficios que dejaría el IVA a partir de 2019 no se concretarían.

Los débiles controles de Hacienda “generan alertas importantes” sobre el impacto que dejarán los nuevos tributos, según la Contraloría General de la República, quien dio a conocer un informe.

Unos ¢650 mil millones fueron evadidos del impuesto de ventas en el periodo 2012-2016, lo que significa ¢200 mil millones más de lo que se pretende recaudar con el plan fiscal.

La evasión es todo un reto para la administración en su lucha contra el déficit fiscal.

Para los opositores a los nuevos tributos, los prestadores de servicios harán lo posible por no emitir factura, mientras que los consumidores no la pedirán, para evitar pagar de más, de acuerdo con Otto Guevara, exdiputado del Movimiento Libertario.

En ese sentido, los nuevos tributos no solo promoverán una mayor evasión, sino más informalidad de la economía, al gravar con un 13% todos los servicios, considera el libertario.

No obstante, la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas establece nuevas herramientas para mitigar el impacto de la evasión y la elusión.

El uso de herramientas tecnológicas, nuevas acciones administrativas y de la Policía de Control Fiscal, son algunas de las armas de Hacienda.

Asimismo, la trazabilidad que crea el IVA —que obligará al último eslabón de la cadena de producción a acreditar los impuestos que pagaron los intermediarios—, ayudaría a fiscalizar el pago de tributos a lo largo de toda la secuencia.

Por otra parte, la renta global obliga a incluir en una sola canasta, la totalidad de los ingresos de los contribuyentes, haciendo que las personas con muchos ingresos paguen más.

En ese sentido, el presidente Carlos Alvarado aseveró que no le temblará el pulso para perseguir a los evasores fiscales, incluso a los que se podrían considerar como grandes empresas.

Division

Para algunos el IVA no hará otra cosa que promover la evasión, mientras que para el gobierno es la tabla de salvación del déficit fiscal. Otros sectores ven con reservas su impacto.

Si ayudará

Carlos Alvarado
Presidente
Costa Rica

A esta administración no le temblará el pulso para luchar contra los evasores; la ley fiscal nos da nuevas herramientas para hacerlo.

Las generalizaciones no son correctas. No todas las empresas son evasoras, ni todos los empleados públicos no trabajan. Hay que tener cuidado con eso.

Rocío Aguilar
Ministra
Hacienda

Esta nueva Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas se suma al conjunto de iniciativas que permiten al Ministerio de Hacienda contar con nuevas y poderosas herramientas para combatir la evasión y elusión, fenómenos que lesionan el principio de justicia tributaria. Faltan varias reformas estructurales que se irán impulsando.

Con dudas sobre el impacto

Martha Acosta
Contralora General
Costa Rica

Una vez aprobada la reforma fiscal, se estima imperativo que se aborden temas estructurales en el área del gasto y de los ingresos. En este último punto, el débil control tributario de la evasión del impuesto sobre las ventas, genera alertas importantes sobre el cobro del nuevo impuesto al valor agregado.

Juan Carlos Hidalgo
Analista
Cato Institute

Es difícil saber si la evasión será mayor con el IVA. Se trata de una figura diferente al impuesto de ventas, pero se supone que cuenta con herramientas para evitar la evasión, pero de ahí a afirmar que la evasión será menor o mayor, es muy difícil saberlo.

Por otra parte, hay que recordar que apenas se está implementando la factura electrónica y no sabemos su impacto en la recaudación.

No ayudará

Albino Vargas
Secretario
ANEP

El problema de la evasión es enorme y no se va a resolver con el plan fiscal. Lo peor de todo es que los impuestos aprobados no le harán ni cosquillas al déficit, a pesar de generar tanto daño.

Si se hubiera dado a conocer la lista de grandes contribuyentes que no declaran impuestos, estoy seguro que el plan fiscal se hubiera caído en segundo debate en la Asamblea.

Otto Guevara
Exdiputado
Movimiento Libertario

Pienso que habrá un incremento de la evasión y de la informalidad de la economía. Es muy simple, quienes vendan un servicio simplemente tendrán un incentivo para no facturar y quienes lo compran, preferirán no pagar el impuesto, sobre todo si se considera que ya el país es muy caro. Por más herramientas que tenga Hacienda, mucho pasará por debajo de su escrutinio.

Alta evasión

Para el periodo 2012-2016, el gobierno dejó de cobrar unos ¢650 mil millones por la evasión del impuesto de ventas.


Fuente Contraloría General de la República

Recaudación a la baja

En los últimos dos años la recaudación tributaria ha reportado los porcentajes más bajos de incremento, en parte por la caída en la venta de vehículos, pero también por un menor incremento en la recaudación del impuesto sobre las ventas (cifras en porcentaje).