Fuente: La República

Un grupo de costarricenses registrados como anfitriones en la plataforma de Airbnb se unió para luchar contra el pago de impuestos por hospedaje.

Para ello recolectan firmas mediante el formulario electrónico https://actnow.airbnbcitizen.com/7e4nZhX, el cual ayer superaba las 1.200.

La iniciativa denominada #TodosGanamosConAirbnb en Twitter y Facebook está dirigida al presidente Carlos Alvarado, a María Amalia Revelos, ministra de Turismo, y a la Asamblea Legislativa.

“El gobierno, en lugar de obstaculizar esta oportunidad para miles de costarricenses, debería más bien acoger la economía colaborativa y posicionar a Costa Rica como el líder regional o inclusive mundial en temas de tecnología”, señalan los anfitriones.

Cada propietario tendría que cancelar hasta ‎₡350 mil de impuestos a la municipalidades donde da el servicio, dependiendo de la cantidad de habitaciones y huéspedes que tengan a disposición al año.

Representantes de la compañía estadounidense, que no se opone al pago de un canon, estiman que cada anfitrión obtiene utilidades cercanas a los $3 mil anuales.

“Estamos más que dispuestos a pagar impuestos locales en la medida en que lleguemos a un acuerdo justo con el gobierno que no coloque a los anfitriones en desventaja”, señaló con anterioridad a LA REPÚBLICA Carlos Muñoz, gerente de Comunicaciones para el Caribe y Centroamérica.

Los anfitriones de Airbnb en Costa Rica recibieron unos 524 mil huéspedes durante el 2018, lo que significó un aumento del 54% comparado con el año anterior.

Actualmente, cualquier persona puede arrendar una habitación a un visitante sin contribuir al Estado, mientras el sector hotelero paga cargas sociales e impuestos.

Esto es considerado una competencia desleal en contra del sector hotelero, según María Amalia Revelo.

Qué solicitan

Un grupo de anfitriones en Airbnb solicita operar sin mayores restricciones en Costa Rica:

  Que el proceso de inscripción sea económico y simple
  Que los anfitriones puedan recibir huéspedes durante la aplicación de los permisos
  Que las inspecciones solo se realicen ante una denuncia
  Que no haya restricciones en la frecuencia o duración de hospedajes