La Sala IV avaló ayer el uso del mecanismo legislativo conocido como vía rápida para la tramitación del plan fiscal impulsado por el gobierno de Laura Chinchilla.

En casi tres meses y medio, los magistrados rechazaron una acción de inconstitucionalidad que presentó el diputado socialcristiano, Luis Fishman, contra del artículo 208 bis del reglamento legislativo (vía rápida).

En promedio, la Sala IV tarda 18 meses para resolver este tipo de objeciones, según había afirmado en diciembre la presidenta de ese foro, Ana Virginia Calzada.

El 208 bis permite acortar la discusión de planes de ley a través de la imposición de límites a la presentación de mociones o al uso de la palabra de los diputados.

Tiempo récord. Con la resolución de ayer, la suerte de la reforma tributaria impulsada por Chinchilla y el Partido Acción Ciudadana (PAC) se conocerá a más tardar en la tercera semana de abril.

Para esa fecha, la Sala IV deberá resolver una consulta presentada por 15 diputados de oposición para determinar si el trámite de este plan fiscal se apegó a la Constitución Política o no.

Fishman se quejó de la velocidad de la Sala para resolver su acción de inconstitucionalidad; sin embargo, recalcó que la consulta que todavía está pendiente en la Sala le dará la razón.

Quien sí celebró la celeridad de los magistrados fue la presidenta, Laura Chinchilla, quien considera que el plan fiscal es urgente.

La magistrada Calzada informó de que la acción contra el artículo 208 bis fue rechazada por mayoría: cuatro votos contra tres.

En este caso, se inhibió de votar el magistrado y presidente de la Corte Suprema de Justicia, Luis Paulino Mora, porque Fishman señaló que el hijo del magistrado, Luis Paulino Mora Lizano, trabajó en la redacción de la acción de inconstitucionalidad.

Su puesto fue ocupado por el magistrado suplente Rodolfo Piza Rocafort, quien se pronunció en contra de la acción junto con sus colegas titulares Paul Rueda, Ernesto Jinesta y Fernando Castillo.

Votaron a favor Calzada, Gilbert Armijo y Fernando Cruz.

Además, la Sala IV rechazó de plano otra acción que Fishman interpuso en contra del acuerdo legislativo tomado el 27 de setiembre del 2011, con el apoyo del PLN y del PAC, para tramitar el plan fiscal mediante la vía rápida.

Calzada dijo que la segunda acción de Fishman fue rechazada sin ser analizada porque la constitucionalidad de ese acuerdo y de su trámite serán resueltos en la consulta planteada por los diputados.

Consultada sobre el plazo que la Sala se tomó para resolver estas acciones, Calzada admitió: “Por supuesto que le dimos prioridad porque hay un punto de país que había que resolver”.

Agregó que el plazo está dentro del promedio (18 meses), pues algunas resoluciones salen pronto y otras tardan más.

El proyecto de impuestos, aprobado el 14 de marzo, crea el tributo sobre el valor agregado (IVA), con lo que se gravan servicios que hoy están exentos, como los de abogados e ingenieros. Además, aumenta la tasa del impuesto de ventas de un 13% a un 14%.

Esteban Oviedo y Esteban A. Mata
Periódico La Nación