El salario base que se utilizará durante el año 2023 para calcular el monto de las multas y penas por algunos delitos será de ¢462.200, según acordó el Consejo Superior del Poder Judicial en la sesión número 110 del pasado 15 de diciembre. El monto es igual al que rige desde el año 2021 y tendrá vigencia del 1 de enero al 31 de diciembre del 2023.

El monto de ese salario corresponde al salario base mensual de un Oficinista 1 del Poder Judicial, según la Ley de Presupuesto Ordinario de la República. Debido a que la relación deuda/PIB del país se encuentra por encima del 60%, no están permitidos los aumentos a la base de los salarios mientras perdure ese escenario, lo que explica que el monto vuelva a estar invariable por segundo año consecutivo.