Fuente: Prensa Libre

La brecha entre los ingresos y los egresos del Gobierno Central continúa ampliándose, informó ayer el Ministerio de Hacienda.

Junio, el déficit fiscal alcanzó un 3,1% del Producto Interno Bruto (PIB), del cual, 1,8% de la producción correspondió al déficit primario.

Las cifras suponen que el déficit financiero aumentó ligeramente un 0,1% del PIB, si esta se compara con el mismo periodo del año anterior (3,0% de la producción), mientras que el primario se incrementó un 0,3% de la producción.

Así las cosas, Helio Fallas, titular de Hacienda, indicó que el balance financiero cerró con un faltante de ¢854.982,5 millones.

Sobre el porqué de los resultados, en Hacienda justificaron que pese a que los gastos totales presentaron una ligera caída, también se percibió una tendencia similar en los ingresos tributarios.

Por el lado de los ingresos, Fallas indicó que la baja fue producto de un pago no recurrente por ¢15.989,5 millones efectuado por la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope), el cual afectó la tendencia del Impuesto sobre Ingresos y Utilidades, tributo que tiene un peso del 30%.

En total, los ingresos tributarios presentaron una variación del 8,2% en el acumulado a julio, un 0,8% menos en relación con el mismo período del año anterior.

Por Impuestos, Ingresos y Utilidades o también conocido como Renta, varió un 9,1%, Ventas un 9,7%, Consumo un 7,4% y combustible tan solo un 2,0%.

Desde el otro lado de la moneda, los egresos, Fallas indicó que entre las razones que pudieron colaborar a que la tendencia fuera a la baja se encuentra la directriz No 009-H, la cual está precisamente direccionada en ese sentido.

En total, los ingresos tributarios presentaron una variación del 9,8% en el acumulado a julio, un 4,1% menos en relación con el mismo período del año anterior.

Por partidas, remuneraciones presentó una variación interanual del 7,7%, bienes y servicios (13,9%), intereses (0,4%), mientras que transferencias (8,6%).

Sobre cuándo se podrán empezar a ver disminuciones en el déficit fiscal, Fallas aseguró:

“Nosotros lo que queremos es ir viendo mes a mes cómo evoluciona por rubro tanto de ingreso como de gasto para poder, con base en eso, entonces, tener un poco más de criterio si los ingresos están creciendo mucho más y los egresos creciendo mucho menos, que esa es la meta”, aseguró Fallas.

El Banco Central de Costa Rica estima que para este año el déficit financiero cerrará en 6% del PIB, cifra que para los expertos como Francisco Sancho, es de cuidado.