Fuente: Amelia Rueda

Atrasar para enero de 2020 la entrada en vigencia del Impuesto al Valor Agregado (IVA) para la canasta básica, alquileres y servicios públicos, fue la propuesta de ley que presentaron este martes los diputados del bloque independiente de Nueva República.

Con este texto los legisladores afirman que tiene como principal propósito facilitar la reactivación económica y generar dinamismo en el sector comercial.

Ellos plantean que se atrase la implementación del IVA, el cual entra en vigencia el próximo 1 de julio.

“El proyecto reconoce que el comercio es la actividad que emplea a más personas en Costa Rica, y que imponer más impuestos a este debilitado sector no le ayudará al país a generar más trabajo o inversión. Los pagos de alquiler, el agua o la luz son los que le permiten a los negocios funcionar día a día”, afirma el bloque en el comunicado enviado.

El proyecto de Ley de Moratoria del Impuesto al Valor Agregado para la Canasta Básica, Alquileres y Servicios Públicos, significaría una implementación de un solo artículo.

“Todos sabemos la situación que tenemos hoy en el comercio, basta con darse una vueltita por el centro de San José y algunas provincias para ver la situación, entonces no se puede imponer el IVA porque esto no ayudaría en nada a generar trabajo y mejorar la situación. Queremos dar un respiro al comercio y tiempo al Gobierno para que ponga en práctica las alternativas que tiene de reactivación económica, si es que las tiene”, comentó la diputada Carmen Chan.

No entrar en pánico

El Gobierno pidió este martes a la población costarricense tomar con calma la entrada de este nuevo impuesto, que fue incluido en la reforma fiscal, aprobada en la Asamblea Legislativa el pasado 3 de diciembre.

“Yo diría que no entremos en pánico, los proceso de cambio requieren un ajuste y se ha tratado de hacer de la mejor manera. En esto hay hasta algunas condiciones que pueden ser convenientes para los consumidores”, comentó el ministro de la Presidencia, Rodolfo Piza, tras el Consejo de Gobierno.

El impuesto de valor agregado, o IVA, es un cobro que tiene como objetivo principal gravar el consumo. Para esto, el impuesto procura gravar cada una de las etapas en la que se comercializan los bienes y se prestan los servicios, es decir, cobrar por la cadena productiva en su totalidad.

El consumidor final paga el IVA completo, que es un 13% del precio total.