Fuente: La Nación

Un juez federal de Nueva York desestimó el lunes los esfuerzos del mandatario estadounidense, Donald Trump, para bloquear el acceso a sus declaraciones de impuestos personales y corporativas, y argumentó que los presidentes en ejercicio no son inmunes a las investigaciones penales.

En un fallo de 75 páginas, el juez Víctor Marrero rechazó el alegato de Trump sobre la inmunidad presidencial amplia, diciendo que no considerar los asuntos personales y profesionales del gobernante podría ir en contra de la administración de justicia.

“Este tribunal no puede respaldar una afirmación tan categórica e ilimitada de la inmunidad presidencial del proceso judicial”, escribió Marrero, quien añadió que tal cosa “colocaría al presidente por encima de la ley”.

La decisión abrió un nuevo frente en un esfuerzo de años para obtener copias de las declaraciones de impuestos del presidente, quien prometió hacer públicas durante la campaña.

Sin embargo, el mandatario republicano se ha negado a publicar sus declaraciones tributarias, que ya han sido solicitadas incluso por la Cámara de Representantes, controlada por los demócratas.

Los abogados de Trump impugnaron de inmediato ante la Corte de Apelaciones de Estados Unidos para el Segundo Circuito, que emitió una suspensión temporal de la orden del juez, dijo Jay Sekulow, abogado del presidente, en un comunicado.

Trump presentó una demanda contra el fiscal de distrito de Manhattan, Cyrus Vance Jr, quien había emitido una citación a la firma de contabilidad Mazars USA para obtener acceso a las declaraciones de impuestos del presidente que se remontan al 2011.

Vance está investigando los pagos realizados por Michael Cohen, exabogado personal de Trump, a Stormy Daniels, una actriz porno que afirmó haber tenido una aventura con Trump antes de que este se presentara a la presidencia.

Actualmente, Cohen está cumpliendo tres años de prisión después de admitir haber pagado dinero para mantener en silencio a Daniels y a otra mujer -violando así las leyes de financiamiento de campañas-, haber cometido fraude fiscal y haberle mentido al Congreso.

“Los demócratas radicales de izquierda han fracasado en todos los frentes, por lo que ahora están presionando a los fiscales locales demócratas de la ciudad de Nueva York para que vayan a buscar al presidente Trump”, tuiteó.

Trump rompió con una norma de larga data al negarse a emitir sus declaraciones de impuestos como lo han hecho la mayoría de los presidentes desde la década de 1970, a pesar de que no es exigido por la ley.