Fuente: El Mundo España

La Comunidad de Madrid va a aplazar durante un mes el cobro de impuestos en la región para tratar de paliar los efectos económicos de la crisis del coronavirus. La moratoria se va a aplicar sólo en los tributos autonómicos, no en los que dependen del Estado.

Además, el Consejo de Gobierno celebrado este miércoles por videoconferencia ha acordado destinar una partida de cinco millones de euros a autónomos sin empleados a su cargo a quienes por la irrupción del Covid-19 hayan visto afectada su actividad laboral. Esta subvención se entregará “de manera inmediata” y en un pago único de hasta 3.200 euros.

La moratoria fiscal recién aprobada se suma a la declaración previa de días inhábiles para la Administración entre el 13 y el 26 de marzo en los que no está corriendo el plazo para el pago de tributos, según precisan en la Consejería de Hacienda. Se calcula que beneficiará a un total de 30.000 contribuyentes que por ahora no tendrán que abonar en conjunto 174 millones de euros.

En concreto, la medida afecta al pago de Sucesiones y Donaciones, Actos Jurídicos Documentados, Transmisiones Patrimoniales y los relacionados con el juego. El objetivo es “mejorar la liquidez” de compañías y familias de la región que podrán retrasar el pago “sin que se aplique ningún tipo de recargo o penalización”.

“Supondrá un alivio para aquellas personas que están viendo cómo su actividad está cada vez más paralizada y, sin embargo, está viendo cómo el cobro de los impuestos sigue mientras ellos no tienen ningún tipo de recaudación”, ha dicho la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, en una rueda de prensa emitida a través de Telemadrid y con preguntas de los periodistas enviadas por WhatsApp. “Queremos que mientras estén en sus casas confinados los ciudadanos no se asfixien todavía más con las trabas burocráticas”, ha subrayado.

Aunque de momento se ha establecido un aplazamiento de un mes es “de carácter prorrogable mientras se mantenga el estado de alarma”, según precisan en el Gobierno autonómico. Si algún contribuyente prefiere pagar ahora puede hacerlo de forma voluntaria.

“Estamos en una emergencia con una parte de la actividad económica detenida porque estamos viviendo una tragedia y luchando contra ella y eso significa que muchas empresas y muchas personas no están teniendo los ingresos que normalmente tienen con su trabajo”, ha explicado el consejero de Hacienda, Javier Fernández Lasquetty. “Este aplazamiento no se ha hecho a nivel nacional y yo creo que es una equivocación injusta por parte del Gobierno de la Pedro Sánchez”, ha añadido en alusión al cobro de impuestos como el de Sociedades y el IVA.