Fuente: La República

En este 2021 tanto la construcción como el turismo tendrán IVA, convirtiéndose en este un factor silencioso, pero fundamental para alcanzar las metas en el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Alcanzar un superávit del 1% del PIB en el 2023 obligaría a un ajuste fiscal de un 5%, aspecto que de momento no se cumple, puesto que con las propuestas actuales se alcanzaría un ajuste de 4,74%.

Sin embargo, para cerrar y redondear al 5%, el IVA a estos sectores será fundamental, comentó Elián Villegas, ministro de Hacienda en declaraciones a CRHoy.com

“Hay que tomar en cuenta que hay algunas acciones que no están comprendidas en ese ajuste porque son acciones que ya están aceptadas por ley, como que en unos meses termina la exoneración del IVA en turismo y en construcción”, dijo Villegas.

En el 2020 se postergó la entrada en vigencia del gravamen de estos apartados por un año; el 1 de julio entra a regir el IVA en servicios turísticos, mientras que el 1 de septiembre a servicios de ingeniería, arquitectura, topografía y construcción de obra civil, prestados a proyectos registrados y/o visados por el Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos de Costa Rica.

En ambos casos, el primer año se tendrá una tarifa del 4%, el segundo un 8% y a partir del 2023 una tarifa del 13% de impuesto.