Fuente: CR Hoy

(CRHoy.com) La recaudación de impuestos en el país pasó de un abril catastrófico en 2020 a uno mucho más tranquilizador este año para las autoridades de Hacienda.

Si bien las medidas restrictivas por la pandemia comenzaron en marzo de 2020, abril fue el primer mes completo en el cual hubo un golpe directo y total sobre la recaudación, que la llevó a niveles nunca antes vistos.

Las principales caídas se produjeron en los impuestos sobre el consumo con un -23%, importaciones con un –22% y el Impuesto al Valor Agregado (IVA) que si bien a nivel global cerró con un crecimiento del 8%, al desagregarlo el IVA correspondiente a Aduanas había caído un 15%.

Eso significó que para abril del año pasado se recaudó un 1,49% menos que el mismo mes de 2019, lo que se tradujo en una caída global de ₡23.600 millones.

Para abril de este año la recaudación se enderezó en prácticamente todos los rubros, incluso el IVA que pasó a una tasa de crecimiento del 18%, según las cifras de Hacienda publicadas este lunes.

Así, se pasó de una caída del 1,49% el año pasado a un crecimiento del 19,1% este año. Una mejora equivalente a  ₡297.750 millones.

Según expuso el ministro de Hacienda Elian Villegas, estos resultados explican en gran medida que el mes pasado se alcanzara – por segundo mes consecutivo- un superávit primario; es decir, sin tomar en cuenta intereses.

En cuanto al gasto, este creció un 8,17% respecto al registrado en 2020, explicado especialmente por la incorporación de los órganos desconcentrados al presupuesto nacional y al pago de intereses de la deuda.