Fuente: CR Hoy

(CRHoy.com) ¿Deben las personas particulares inscribirse en un registro y estar al día con las obligaciones de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) y con el pago de tributos para poder importar mercancías de compras en línea de tiendas como Amazon, Wish y otras?

Mientras que el experto en temas tributarios y exfuncionario de Hacienda, Rogelio Segura de Actualidad Tributaria, insiste que la reforma a la Ley General de Aduanas obliga a los “sujetos pasivos” a cumplir con estos requisitos, el director general de Aduanas, Gerardo Bolaños responde que las personas físicas no están sometidas a la obligación del registro para hacer las compras.

La polémica surge a raíz de una reforma a la Ley General de Aduanas ya firmada por el presidente Chaves y que en el artículo 110 bis dice lo siguiente:

Inscripción en el Registro Tributario. Para el sometimiento de mercancías a los regímenes definitivos de importación o exportación y sus modalidades, zona franca, perfeccionamiento activo, exportación temporal para perfeccionamiento pasivo, devolutivo de derechos, tránsito aduanero nacional, depósito fiscal, provisiones de a bordo, depósito temporal, los obligados tributarios, los sujetos pasivos y auxiliares de la función pública deberán encontrarse previamente inscritos en el registro establecido por el Ministerio de Hacienda y al día en el pago de sus obligaciones tributarias, aduaneras y obrero patronales.

Según el director de Aduanas la norma lo que establece es el deber de registrarse para personas físicas o jurídicas, que realicen importaciones de carácter comercial, es decir, para comercializar o producir los respectivos bienes importados.

Así, queda claro que este artículo no comprende las compras por Internet que no sean de carácter comercial.

Explica Bolaños que si, por alguna razón, la Aduana determina que importaciones provenientes de tiendas como Amazon, Wish o AliExpress (por citar algunos ejemplos) que ingresan por la vía postal, o sea, cubiertas por los procedimientos postales, sí son de carácter comercial, tendría que cumplirse con los registros ante el Ministerio de Hacienda y CCSS.

“En caso contrario, no solo no es necesario realizar este trámite, sino que la reforma a la Ley General de Aduanas recién aprobada propone procedimientos simplificados y libres de impuestos”, agregó.

Por último el funcionario señala que en los casos de compras por Internet, por ejemplo desde Amazon, no son las personas compradoras quienes aparecen como importadores, sino que se hacen a través de la empresa que brinda el servicio de recepción de paquetes en el extranjero y transporte hasta Costa Rica, por lo que ninguna persona compradora realizará los respectivos trámites ante la aduana.

La interpretación debe quedar en papel

El analista tributario reconoce que la interpretación de las autoridades de Hacienda es válida, pero la norma como tal no establece esas excepciones y deja en duda la situación jurídica de muchos sujetos pasivos.

De la lectura simple del artículo, no se puede inferir que sea un registro únicamente para importaciones comerciales (la norma no dice Registro Tributario para importaciones comerciales) como lo indica la Dirección General de Aduanas y mucho menos se observa de la norma que se excluya algún régimen aduanero o modalidad de importación, la norma indica de forma clara, que el registro establecido en el art. 110 bis es para someter mercancías en el régimen definitivo de importación y es la misma norma que incluye todas sus modalidades de importación.

Segura señala, el artículo es claro en decir que ‘los obligados tributarios, los sujetos pasivos y auxiliares de la función pública, deberán encontrarse previamente inscritos en el registro establecido por el Ministerio de Hacienda y al día en el pago de sus obligaciones tributarias, aduaneras y obrero patronales’, entonces la pregunta es, ¿si la intención de Hacienda con esa norma era establecer un registro para empresas (personas jurídicas) por qué mete a todos los sujetos pasivos en ese artículo?

El analista recuerda que la misma Ley de Aduanas dice que el “sujeto pasivo” es simplemente la persona compelida al pago de la obligación tributaria aduanera, osea cualquier persona que importe mercancías que puede ser una persona jurídica o física.

“Recordemos que a la administración le es aplicable el principio de legalidad (la Administración Pública solo puede hacer lo que establece la ley artículo 11 La Ley General de la Administración Pública y el artículo 11 Constitucional). En la respuesta emitida por la Dirección de Aduanas se hace una interpretación que la ley no establece. La Dirección General de Aduanas no puede hacer una distinción en donde la Ley no establece esas distinciones. La forma cómo Aduanas la entiende, no es lo que la norma realmente establece”, afirmó Segura.

Las excepciones deben existir en la ley (principio de reserva de ley), no pueden estar en los pensamientos de los jerarcas.

Para el analista lo que debe hacerse es una reforma a la norma para dejar claro las excepciones, incluso más allá de que aún el reglamento de esta Ley no se ha confeccionado.