Fuente: La Nación

El Fondo Monetario Internacional (FMI) efectuará, entre el próximo 20 de setiembre y 4 de octubre, la tercera revisión del programa de reformas económicas de Costa Rica vinculadas al acuerdo del Servicio Ampliado del FMI (SAF), que brindó acceso a $1.778 millones por un plazo de tres años, informaron por medio de comunicados de prensa el Banco Central y el Ministerio de Hacienda, este jueves 8 de setiembre.

De superar la nueva revisión del órgano multilateral, Costa Rica obtendría nuevos desembolsos de la operación crediticia original, de los cuales ya se han ejecutado dos giros por $284 millones cada uno. Adicionalmente, se realizará una revisión de la solicitud del Gobierno de acceder a recursos financieros en el marco del Mecanismo de Resiliencia y Sostenibilidad, que brindaría un financiamiento adicional hasta por $700 millones al país.

El equipo técnico del FMI es dirigido por Manuela Goretti. Las reuniones de trabajo con los funcionarios del Gobierno y el Banco Central serán virtuales y presenciales. Al final del proceso, el FMI emitirá un comunicado de conclusiones de la misión.

Hacienda aseguró, el pasado 2 de setiembre, que ya cumplió a junio de este año las metas fiscales pactadas con el Fondo. En específico, se indicó que, en el primer semestre del año, el superávit primario del Gobierno Central alcanzó ¢576.970 millones, lo cual representó 1,3% del producto interno bruto, cifra que rebasa la meta que se había acordado con el FMI por ¢144.000 millones.

El Poder Ejecutivo también afirmó que cumplió con el objetivo del saldo de la deuda del Gobierno en el primer semestre. “Al ajustarse el tipo de cambio del dólar establecido en el acuerdo con el FMI, la deuda a junio alcanzó ¢28.095.168 millones. Con ello se cumple con otro parámetro acordado con el FMI (que el saldo de la deuda no fuese mayor a los ¢28.791.000 millones)”, informó el Ministerio en un comunicado.

Sobre la nuevo operación crediticia, Stephan Brunner, primer vicepresidente de la República y coordinador económico del Gobierno, informó, en junio pasado, de que el Banco Central ya remitió al organismo multilateral la carta de interés para acceder a recursos del nuevo programa del Servicio de Resiliencia y Sostenibilidad.

Este es un fondo, lanzado en enero anterior, y que tiene recursos por $50.000 millones, se creó con el objetivo de ayudar a países de ingreso bajo y de ingreso medio a enfrentar shocks de la balanza de pagos y garantizar una recuperación sostenible.

El instrumento brinda financiamiento a largo plazo asequible para que las naciones interesadas puedan hacer frente a retos estructurales en el ámbito macroeconómico (cambio climático, la preparación para una pandemia y la digitalización).

El monto del financiamiento de este programa se define teniendo en cuenta la solidez de las reformas y la sostenibilidad de la deuda. Además, el FMI prevé un tope de 150% de la cuota de cada país invertida en el FMI, también conocido como Derechos Especiales de Giro (DEG). Para el caso de Costa Rica, el monto ascendería a $700 millones, dijo Brunner a mitad de año.