Fuente: CR Hoy

(CRHoy.com) Mientras que el gobierno de Carlos Alvarado sigue enfrascado en que hay posibilidades de aprobar la agenda de 8 proyectos de ley comprometidos con el Fondo Monetario Internacional (FMI) antes que termine el mes de junio, la diputada de Liberación Nacional (PLN) y presidenta de la Comisión de Asuntos Jurídicos, Franggi Nicolás Solano, le da una dosis de realidad al Mandatario y a su equipo económico, al advertirlos  que, 3 de esas iniciativas con las que el gobierno intenta imponerle más impuestos a los costarricenses, no avanzarán en el corto plazo.

La diputada Nicolás recordó que en la Comisión de Asuntos Jurídicos están los 3  proyectos que impulsa el gobierno para ponerle impuestos a los premios de lotería, a las casas de lujo, a las cooperativas y al salario escolar -estos dos últimos tramitados en un mismo expediente legislativo-.

La legisladora dijo que, pese a que la Casa Presidencial está ejerciendo presión por su aprobación casi en automático, la oposición no está dispuesta a discutir este nuevo paquete fiscal de la noche a la mañana. 

Además advirtió que no ve, entre las otras bancadas opositoras, una intención de ceder a los planes del gobierno  y aprobar nuevas cargas impositivas a los costarricenses.

¿Cuáles son los nuevos impuestos por los que presiona el Presidente?

La agenda comprometida por el gobierno con el FMI consta de 7 proyectos, de los cuales 4, son nuevos impuestos. En la comisión de Asuntos Jurídicos se discuten 3 de esas propuestas.

  • Impuesto a casas de lujo

Las casas de lujo pagarían un 0,5% de impuesto. El tributo gravaría a todos los inmuebles de uso habitacional, ocasional o de recreo, cuyo valor sea igual o mayor a unos ¢150 millones.

  • Rentas de capital  y eliminación de exoneraciones

Impulsa la eliminación de exoneraciones para imponer un impuesto sobre la renta sobre el salario escolar, rentas de capital  y remesas

  • Impuesto del 25%  a premios de lotería 

Se impulsa un plan para un impuesto a los premios de lotería superiores a los ¢225 mil, con lo cual se espera recaudar alrededor de ¢41.800 millones anuales, el 0,12% del Producto Interno Bruto.

El cuarto proyecto de impuestos es el  Renta global dual,  pero este se encuentra asignado a la Comisión de Asuntos Hacendarios. Se propondrá un sistema de pagos del impuesto de renta global que incluya todos los ingresos de las personas.