Fuente: spanish.org.cn

El gobierno y el Banco Central de Bolivia (BCB) acordaron hoy mantener la estabilidad macroeconómica en el país “sin la intromisión” de organismos internacionales.

El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce, y el presidente del BCB, Marcelo Zabalaga, firmaron este lunes el programa Fiscal-Financiero para 2013, con el compromiso de continuar preservando la estabilidad macroeconómica del país.

El ministro resaltó el acuerdo, al explicar que es la octava vez que Bolivia delimita sus metas macroeconómicas, de manera soberana y sin intromisión de organismos internacionales, como sucedía en el pasado, antes del gobierno de Evo Morales. Recordó que en 2006 fue tomada la decisión de llevar adelante un programa soberano, en función de la experiencia negativa del pasado.

Arce dijo que en el pasado los programas financieros se efectuaban de acuerdo a los lineamientos de los organismos internacionales.

El acuerdo suscrito este lunes permite la ejecución de políticas de redistribución económica social, a través de los bonos “Juancito Pinto”, “Juana Azurduy” y la “Renta Dignidad”.

A su vez, el presidente del BCB señaló que el documento suscrito determina para 2013 una proyección de crecimiento del producto interno bruto (PIB) de 5,5 por ciento, una inflación acumulada de 4,8 por ciento, una inversión pública récord superior a los 3.800 millones de dólares y un déficit fiscal de tres por ciento.