Fuente: CRhoy.com

La Nación enfrenta una denuncia por supuesta defraudación fiscal por más de 1900 millones de colones, que fue establecida por la Dirección General de Tributación desde 2004.

Tres de sus socios, incluyendo a su Presidente, Manuel Francisco Jiménez, han sido indagados por el Ministerio Público y aparecen como posibles imputados en la causa. Pese a eso, el diario solo ha dedicado tres artículos al tema: dos en 2005, después que Diario Extra expusiera el caso de manera pública, y uno en 2012.

Pero la Directora del periódico, Yanancy Noguera, asegura que La Nación no ha brindado a este caso la misma cobertura que a las investigaciones Caja-Fischel o ICE-Alcatel porque:- “La notoriedad de los dos casos mencionados explica la cobertura periodística respectiva, ya que se involucraba a altos funcionarios públicos, incluso expresidentes de la República, con relación a contrataciones y fondos públicos”.

Las afirmaciones de la Directora de uno de los medios más influyentes del país pasan por alto que el dinero de impuestos que se deja de recaudar es un tema de interés público, que afecta a todo el país y, por lo tanto, es de relevancia nacional. Esos fondos que dejó de percibir el Ministerio de Hacienda, producto de la supuesta evasión, se habrían quedado en la empresa, pero no por eso dejan de ser fondos públicos.

Asegura Noguera que no han informado sobre las indagatorias que realizó la Fiscalía a Manuel Jiménez Echeverría, Carlos González Jiménez y Javier León Longhi, Presidente y socios de La Nación respectivamente, porque “El diario La Nación no tiene confirmaciones de indagatorias a los directivos de La Nación S.A., salvo el caso del presidente ejecutivo”, algo que pudieron haber confirmado con una llamada a la Oficina de Prensa de la Fiscalía; un procedimiento que permite confirmar indagatorias como las de los casos de ICE-Alcatel, Caja-Fischel o las consultorías del BCIE. A estos últimos temas le dedicaron decenas de artículos, incluyendo una nota editorial donde el periódico La Nación pedía, textualmente, El Fiscal debe renunciar, algo que no piden ahora, aún y cuando este caso tiene ya cerca de 10 años de estar en “investigación” en las oficinas del Ministerio Público.

Noguera reconoce que, como periodista, el tema es de interés y que han “informado al respecto desde los distintos medios pese a que se trata de una investigación de carácter penal y que por disposición legal es confidencial (…) Esto constituye una limitación a la publicación por parte de cualquier medio”. Resultan contradictorias las declaraciones de Noguera si se toma en cuenta, por ejemplo, que los documentos en los cuales basaron la investigación contra el exministro Fernando Herrero eran privados y confidenciales. Dichos documentos no solo fueron usados como fuente de información sino que además fueron mostrados en las páginas del diario, pese a que, hasta el día de hoy, el periódico se ha negado a revelar cómo los obtuvo y, precisamente por ese tema la Fiscalía investiga a 12 funcionarios del Ministerio de Hacienda.