Fuente: La República

El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, recomendó ayer a los países de Centroamérica alcanzar una recaudación fiscal equivalente al 20% del producto interno bruto (PIB) para lograr una adecuada senda de crecimiento económico.

Moreno inauguró ayer la XXVIII Asamblea de Gobernadores del BID de Centroamérica y República Dominicana en un hotel de playa.

Los países de la región tienen que decidir cuándo y cómo hacer una reforma fiscal para aumentar sus ingresos, porque en Centroamérica hay una baja recaudación, agregó.

“Es estratégico, hay tiempos políticos que considerar”, aclaró Moreno en una breve rueda de prensa, aunque matizó que el BID no da recetas al respecto.

Durante su discurso de inauguración de la cita regional, el presidente del BID alabó los esfuerzos de Centroamérica y el Caribe por su desarrollo e integración.
Dijo que el mismo debe continuar para mejorar los tiempos de paso por las fronteras y hacer más eficiente en la recaudación de mercancías como de personas.

La economía de Centroamérica crecerá un 3.9% este 2014 y mantendrá la estabilidad que registra desde 2013, según un estudio la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (Sieca) divulgado la semana pasada.

“Las importaciones de bienes y servicios de las economías avanzadas, principales demandantes extrarregionales de Centroamérica, progresarán a un ritmo más favorable, pasando de 1,4 % en 2013 a 3,4% y 4,1% en el siguiente bienio” indicó la Sieca.

Los gobernadores del BID analizarán hasta mañana las proyecciones para la región en 2014 y 2015 y el caso de las zonas francas, que por un calendario de la Organización Mundial de Comercio (OMC) deben dejar de recibir los incentivos fiscales.

Al respecto, Moreno reconoció que las zonas francas “no han dado el resultado esperado”, por lo que hace falta diseñar nuevas estrategias para articularlas con el resto del aparato productivo.

En la reunión actuó como presidente el ministro Panameño de Economía y Finanzas, Frank de Lima, quien aseguró que su país no tiene ningún plan, en esta Administración, de impulsar una nueva reforma fiscal”
El próximo Gobierno panameño “tendrá unos $20 mil millones para inversión y, no creo, a título personal, que se necesita otra reforma fiscal”, dijo el ministro.