Fuente: Ministerio de Hacienda

• Se gestionaron acciones para la recuperación de un monto cercano a los ¢79 mil millones originados por incumplimientos históricos tributarios.
• Al mes de agosto 2020, la Administración Tributaria ha realizado acciones de control sobre 14.782 contribuyentes que mostraron irregularidades en sus obligaciones.

Más de 35 mil millones de colones, recuperó la Dirección General de Tributación (DGT), como parte de sus acciones de cobro de 5.446 deudas pendientes de contribuyentes que presentaron anomalías en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias. Estos recursos ya ingresaron a la caja única del Estado para la atención de programas prioritarios. 

En lo que va del año, la DGT ha realizado acciones de control sobre 14.782 contribuyentes que han mostrado irregularidades. Entre estas medidas se incluye la revisión de omisos, inconsistencias en las declaraciones y de morosidad; también cruces de información por facturación electrónica, información de terceros y movimientos patrimoniales; entre otros, que han dado lugar a nuevas investigaciones y auditorías.

En consecuencia, de las acciones de control, la Administración está gestionando la recuperación de un monto cercano a los ¢79 mil millones generado por incumplimientos históricos tributarios.

Se han investigado 242 casos por maniobras fiscales y como producto de las actuaciones fiscalizadoras se han remitido casos a la vía penal por ¢1.800 millones, relacionados con la simulación de deducciones utilizando proveedores falsos nacionales e internacionales, así como por inversiones sin ganancias justificadas.  Además, se realizan actuaciones administrativas que han dado lugar a la identificación de ¢17.540 millones de colones dejados de pagar.

Adicionalmente, se concluyó en primera instancia a favor de la Administración 431 actos que habían sido impugnados por los interesados, por presuntas diferencias de impuestos dejados de pagar, por un monto de ¢54 mil millones.

“Las áreas de inteligencia de la DGT se encuentran enfocadas en analizar e identificar el comportamiento fiscal de los ciudadanos basándose en análisis se riesgo, eso nos permite tomar acciones en cada una de las áreas de la DGT con el objetivo de facilitar el cumplimiento tributario y la corrección de las irregularidades detectadas”, expuso Carlos Vargas, director general de Tributación.