Fuente: La República

Usted pagaría la gasolina super, regular y diésel más caros en la historia de Costa Rica cuando visite una estación de servicio, a principios de marzo.

Esto porque el litro de super alcanzaría el récord de ¢823 de aprobarse una nueva solicitud planteada el viernes anterior por la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope), es decir, un incremento de ¢58.

Por su parte, el aumento planteado en la gasolina regular o “Plus 91” sería de ₡57 y en el diésel de ₡54, llevando su costo por litro de ¢748 a ¢805 y de ¢671 a ¢725, respectivamente.

Se trataría del tercer aumento en las tarifas de los combustibles en lo que va del año, después de que se aprobara un incremento en enero y la semana pasada incrementara el monto del impuesto único a los combustibles, que encarece ya de por sí el costo de los hidrocarburos en el país.

Recope justificó la petición ante la escasez de inventario de combustibles en gasolina, provocada en gran parte por la crisis entre Ucrania y Rusia, ocasionando que el precio de los barriles de gasolina y diésel superen los $110, así como el diferencial cambiario.

La petición fue presentada ante la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) y contempla las variables del período comprendido entre el 27 de enero y el 10 de febrero del presente año.


Expertos no descartan que esta situación continúe, donde el precio de los combustibles podría alcanzar en Costa Rica hasta ¢900 por litro en las próximas semanas.