La Asociación Costarricense de Operadoras de Pensiones (ACOP) pedirá al Ministerio de Hacienda que considere mantener, dentro de la reforma tributaria, el incentivo fiscal que actualmente se otorga a los planes de pensión voluntaria.
Este incentivo consiste en la exención de los aportes al régimen voluntario, hasta un máximo equivalente al 20% del salario.

Con la petición, el gremio solicita la ampliación del acuerdo logrado por Popular Pensiones, que incluye varias exenciones a los regímenes de pensiones complementarias, cuyos aportes son de capitalización individual.

A inicios de mes, Popular Pensiones, en nombre de la industria, negoció una rebaja al impuesto al valor agregado –que pagarán las comisiones de administración– y una exoneración a todos los rendimientos de los fondos de pensión.

A cambio de esto y de las exenciones, Hacienda pidió la eliminación del beneficio fiscal que se otorga a las personas que aportan a planes de pensión voluntarios, situación que fue cuestionada por las otras operadoras de pensiones.

“Lo que negoció Popular es un avance significativo, pero queremos plantear la necesidad de no gravar los aportes a los planes voluntarios”, dijo Alejandro Solórzano, gerente de Vida Plena.

En el mismo sentido opinó José Manuel Arias, gerente de BAC Pensiones, quien señaló que la eliminación del beneficio a los aportes no daría ingresos significativos a Hacienda, pero sí golpearía a la industria de pensiones.

Mediante la oficina de prensa, Jordi Pratt, asesor de Hacienda en el tema fiscal, indicó que no se referirá al tema, pues el Ministerio ya tiene un acuerdo para pensiones.

Por Juan Pablo Arias