Fuente: La Prensa Libre

Gracias a un fallo emitido por el Tribunal Contencioso Administrativo se impide cobrar el Impuesto de Ventas a ciertas actividades turísticas que actualmente están exentas de este pago, por lo que los operadores que iban a ser afectados podrán mantener su competitividad, ya que no tendrán que pagar más recursos para poder operar.

La Cámara Nacional de Turismo (Canatur) fue la entidad que interpuso el recurso ante el tribunal.

De acuerdo con Pablo Abarca, presidente de Canatur, “con este fallo se ratifica la posición de la Cámara de que el Ministerio de Hacienda estaba creando un impuesto mediante una interpretación, lo cual es ilegal”.

Abarca hizo un llamado al Gobierno para que no apele el fallo del Tribunal para que este pueda quedar en firme lo más pronto posible, “y nos pueda dar seguridad jurídica”, señaló.

El jerarca de Canatur explicó que el fallo del Tribunal estable que el pago de impuestos por servicios prestados, es lo que se puede cobrar. “En el caso de los servicios turísticos a los que se les pretendía cobrar el Impuesto de Venta no están tipificados en la ley, por lo que ellos no tienen que pagar el impuesto”, indicó Abarca.

El empresario dijo que otro aspecto positivo del fallo es que en él queda claro que Canatur sí tiene legitimidad jurídica para interponer este tipo de recursos, algo que el Estado estaba desestimando.

Impuesto sobre el Valor Agregado

Por otra parte, en lo que respecta al proyecto de Ley de Impuesto sobre el Valor Agregado (IVA) del Gobierno, Abarca dijo que tienen preocupación de que se aumente a un 15%, por lo que provocaría que el sector turístico del país pierda mucha competitividad una vez empiece a regir.

“En el tema del IVA nosotros no tenemos ningún problema porque esto siempre se va a acreditar, el tema es que el sector va a ser un 13% o un 15% más caro de lo que ya de por sí es hoy. Actualmente, Costa Rica tiene el sector de turismo más caro de la región. Esa es la preocupación principal, no es un tema de querer pagarlo o no, o de oponerse por oponerse, el tema es que ya somos los más caros y un aumento en el impuesto nos traerá muchas más dificultades comerciales”, concluyó Abarca.