Fuente: CR Hoy

(CRHoy.com).-Las rondas de discusión entre el Ministerio de Hacienda y el Fondo Monetario Internacional (FMI), para buscar una renegociación del acuerdo suscrito por la pasada administración de Carlos Alvarado, se desarrollarán entre el 20 y 30 de septiembre, confirmó el ministro de Hacienda, Nogui Acosta Jaén.

El jerarca confirmó que la mayoría de estas rondas de negociación serán virtuales y que solo las de más alto nivel, como los encuentros con el presidente Chaves y su gabinete, serían presenciales.

Desde antes de asumir su gobierno, el presidente, Rodrigo Chaves Robles, dejó clara su intención de renegociar el acuerdo de equilibrio fiscal que le heredó Alvarado al país en enero de 2021, a cambio de acceder a un financiamiento, a lo largo de 3 años, por los $1.778 millones.

La intención del Poder Ejecutivo es acceder ahora a un nuevo empréstito por aproximadamente $700 millones, esto a cambio de otras reformas estructurales.

Proyectos nuevos

Hay que recordar que, dentro del paquete de 8 leyes con las que se comprometió el gobierno de Alvarado con el FMI, muy pocas lograron aprobarse.

Entre los pendientes quedaron los planes para la creación del impuesto de renta global y otros para los premios de lotería y casas de lujo. También quedó relegado el plan para eliminar exoneraciones fiscales como la del salario escolar.

Entre tanto, sí se aprobaron las reformas a la Ley General de Aduanas y Empleo Público.

De manera preliminar el gobierno ha mencionado que renta global volverá a estar dentro de los ofrecimientos al FMI. También, se incluirán dentro de la negociación nueva  la venta del Banco de Costa Rica (BCR) y del 49% de las acciones del Instituto Nacional de Seguros (INS), estas 2 últimas ventas  generaría alrededor de ¢1,8 billones al Estado, un poco más del 6% de la deuda del país que ronda los ¢28,7 billones, alrededor del 68% del producto interno bruto (PIB).

Hasta este momento, el país Rica ha recibido 2 desembolsos en el marco del acuerdo de Servicio Ampliado del FMI (SAF), por un monto total de $569 millones. Las próximas transferencias dependen del cumplimiento de los compromisos adquiridos por el país.

“Seguimos con los mismos parámetros y vamos a cumplirlos, pero sí plantearle al Fondo una serie de reformas con relación a esto; por ejemplo, el tema de venta de activos no estaba dentro del acuerdo, el tema de renta global como lo estamos planteando nosotros no estaba en el acuerdo. Y lo que queremos es avanzar con temas más sustantivos, sobre todo, cómo le ayudamos a los grupos más vulnerables en el entorno que tenemos hoy. Eso es lo que, digamos, nos interesa un poco discutir con el Fondo Monetario Internacional”, apuntó Acosta recientemente en una audiencia con los diputados de la Comisión de Asuntos Hacendarios.