La incertidumbre sobre la fecha de aprobación del plan fiscal en la Asamblea Legislativa lleva a las agencias vendedoras de vehículos nuevos a condicionar sus precios a la eventual aprobación de nuevos impuestos.

Ya sea de forma verbal o con una anotación en los contratos para enganchar los carros, las agencias se cuidan de aclarar a sus clientes que el precio de los vehículos que tienen en exhibición podría variar en caso de que la Asamblea Legislativa apruebe el plan fiscal.

La directora de la Asociación Importadora de Vehículos y Maquinaria (Aivema), Liliana Aguilar, afirmó que la medida tomada es una forma de demostrar “responsabilidad” ante el cliente.

“La propuesta del plan fiscal que uno no sabe si va o viene o qué nos afectaría todos los precios de compra. El problema es la incertidumbre que le crean a uno en el mercado”, explicó Aguilar.

La posibilidad de que el Congreso apruebe una nueva carga tributaria para vehículos con costo superior a los ¢18 millones mantiene a las distribuidoras en un estado “de indefinición jurídica”, reconoció Rogelio Castro, gerente de mercadeo de la distribuidora de Audi.

El plan fiscal implica el aumento del 10% del impuesto selectivo de consumo, encarece el marchamo y además suma un IVA del 14%.

Castro explicó que Audi no tiene problemas con mantener sus precios. No obstante, aclaró, el costo podría variar si el auto encargado no ha entrado al país cuando los nuevos impuestos rijan.

“Hacemos el negocio con el cálculo actual y con la notificación de que cualquier variación tendrían que ser asumidos por el cliente”, advirtió Castro.

Ricardo Valverde, gerente de operaciones de Motores Británicos, distribuidora de carros Land Rover, comentó que el precio de los vehículos podría aumentar entre un 10% y un 15% una vez que entren a regir los nuevos tributos.

Valverde dijo confiar en que haya “un período de implementación inteligentemente planeado”, para no afectar al ciente.

Las dudas crecen en el mercado automotriz en momentos en que los congresistas discuten el proyecto de ley en primer debate.

También, en la Asamblea Legislativa hay una gran incertidumbre ante la posibilidad de que la Sala Constitucional declare irregular el trámite rápido aplicado al plan.

Mientras algunos empresarios ven con preocupación la indecisión legislativa acerca del precio final que tendrá su producto, para otros no representa un desvelo.

“Recuerde que todavía está para votarse en primer debate y se votaría antes del 1.° de mayo. Hay tiempo suficiente para que la gente pueda organizarse”, dijo Alfredo Chavarría, gerente general de Agencia Datsun

Erick Xirinachs Alvarado, gerente comercial de Grupo Q, que distribuye Hyundai, aseguró que ellos no han cambiado su política de precios y contratos de compraventa ante posibles tributos.

Por Esteban Mata
Periódico La Nación