Fuente: CRHoy.com

Como se veía venir. El ajuste al Impuesto sobre la Propiedad de Vehículos que generó un alza significativa en el marchamo de varios vehículos tuvo un efecto sobre el valor de la importación de carros, al punto que ya se habla de una diferencia de precio de hasta un millón de colones para los consumidores.

Pero el director general de Tributación, Carlos Vargas, explicó que el incremento se dará solo en algunos modelos y que el ajuste es producto de un estudio de mercado integral, que hizo el Ministerio de Hacienda. “Yo no he recibido ninguna comunicación de la Cámara Costarricense Automotriz, pero no tengo ningún problema en recibirlos, recibimos a muchos contribuyentes”, indicó el funcionario.

crhoy.com publicó este lunes que el Ministerio de Hacienda cambió toda la base de datos sin avisar, lo que perjudica el negocio porque cada empresario trabaja con un margen, entretanto los consumidores ya tenían una idea de cuánto iban a gastar.

“Nosotros tenemos la obligación de actualizar el valor de mercado, si no lo hacemos, estaríamos incurriendo en una ilegalidad. Si ellos (los importadores) nos demuestran que para una categoría el valor de mercado es diferente, lo revisamos”, señaló Vargas.

A la consulta de por qué los importadores no estaban enterados si la decisión se tomó a lo interno de una comisión en la que participan, el funcionario manifestó que habría que hacer la consulta a la Dirección Valoraciones Administrativas y Tributarias, porque él desconocía del asunto.

“El impuesto se mantiene como está, lo hemos dicho, si el contribuyente cree que el valor es diferente que presente la solicitud de revisión, el reclamo; pero tiene que demostrar que el valor es diferente, puede hacerlo por medio de cotizaciones de ofertas en medios electrónicos o escritos de su vehículo”, explicó Vargas.

Solo hasta el viernes anterior, 180 personas habían presentando un reclamo por inconformidades con el Impuesto sobre la Propiedad de Vehículos, necesario para el pago del marchamo. El funcionario aseguro que se les está dando un trámite rápido y que lo único que requieren es hacer el reclamo en una de las administraciones tributarias.

Este medio de comunicación preguntó a Vargas si la tabla de actualización de precios que no se publicó en el Diario Oficial La Gaceta (que debía informar del cambio en el impuesto) es la misma de la que hablan los importadores, a lo que respondió que sí. Sin embargo, dijo que no había problema porque sería publicada esta semana, lo que ocurrió este martes.

De modo que surgió la duda de por qué publicarla a finales de noviembre cuando según la Dirección de Tributación tenían tiempo hasta enero, a lo que Vargas respondió: “Para hacer las cosas con tiempo”.

El período fiscal va del 1 de diciembre de cada año al 30 de noviembre. La norma establece que la tabla de valoración se debe publicar en enero, aunque no específica de qué año; de modo que hasta ahora -para muchos- era ilegal el cobro que estaba haciendo Hacienda y para otros no, como dio a conocer crhoy.com en ediciones anteriores.