Fuente: Diario Extra

El Ministerio de Hacienda impulsa una propuesta de ley para evitar el cierre de los negocios, sin embargo podría representar un alegrón de burro.

Los contribuyentes para optar por este beneficio deberían cumplir varios requisitos que incluyen entregar una prima del 20% sobre la deuda del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y estar al día en el pago de otros impuestos como renta.

Con el efecto de la pandemia, es probable que muchos pequeños negocios no puedan cumplir esas condiciones, pero es lo que pidió Tributación para acceder a cambiar el cierre por una multa.

Priscilla Piedra, socia de Impuestos de Deloitte, explicó los alcances de la iniciativa ante una consulta de DIARIO EXTRA y queda claro que el proyecto tiene sus bemoles.

Tributación determina el cierre de un negocio cuando se presentan situaciones específicas como que se haya dejado de entregar la factura electrónica dos veces en un periodo de cuatro años.

Además, cuando los contribuyentes no pagan o no declaran el IVA. Todo esto siempre y cuando se haya hecho la prevención y el implicado no se pusiera al día en un plazo de 15 días.

Frente a este escenario, se está ofreciendo cobrar una multa de un salario base (¢462 mil) en lugar de cerrar el establecimiento. Se podrían acoger solo a quienes les iniciaron un procedimiento antes de enero del 2021.

No obstante, para optar por este beneficio, la persona tiene que garantizar está al día en el pago de todos los impuestos que no sean IVA o ponerse en regla en un plazo determinado.

En el caso del IVA se podría pagar fraccionado, pero tiene que entregar el 20% de la deuda como prima y además la deuda no puede provenir del impago de la Ley de Alivio Fiscal.

Tendría 12 meses para desembolsar el 80% restante. No contempla mora y el monto ya incluiría los intereses.

El proyecto no deja claro si el fraccionamiento es solo para actividades turísticas, de entretenimiento, bares o restaurantes. De ser así, las demás no serían incluidas.

Hoy el reglamento de procedimientos tributarios impide la posibilidad del pago fraccionado del IVA. Si usted no cancela simplemente lo mandan a cobro judicial.

Para Piedra algunas personas preferirán cumplir todos estos requisitos y evitar el cierre del negocio porque es más lo que pierden en cinco días de clausura.

A pesar de todo, el Ministerio de Hacienda defiende la iniciativa bajo el argumento de que el cierre de negocio en este momento solo agravaría la situación económica de los ciudadanos y también traería más perjuicios al fisco.

Por eso propone que, en su lugar, se dé el pago de un salario base como sanción, lo cual permitirá al local comercial seguir operando y al Estado lograr el cumplimiento de las obligaciones pendientes por parte del contribuyente.


CONDICIONES


Estas son algunas de las opciones para optar por el fraccionamiento de pago:


•Que el obligado tributario se encuentre inscrito en actividades turísticas, de entretenimiento, bar o restaurante.

•Que se comprometa al pago en un solo tracto de una prima equivalente al 20% (veinte por ciento) de la deuda de impuesto e intereses acumulados al momento de hacer la solicitud de fraccionamiento.

•Esta prima se deberá cancelar dentro de los primeros 10 días hábiles siguientes a la notificación de su aprobación.

•El plazo máximo del fraccionamiento podrá ser de hasta de 12 meses, de manera que el saldo debe pagarse mediante un máximo de doce cuotas mensuales iguales y consecutivas.

Fuente: Proyecto de ley