Fuente: La Prensa Libre

Algunos tipos de ahorro y de certificados a plazo estarían gravados con el impuesto sobre la renta si se aprueban los proyectos de ley de la reforma tributaria propuestos por el Gobierno, cuyos textos se encuentran actualmente en revisión para ser presentados a la Asamblea Legislativa.

Según el viceministro de Ingresos, Fernando Rodríguez, aún queda por determinar cuándo y bajo qué condiciones estarían gravados ciertos ahorros, pero aseguró que en el momento que haya este tipo de gravámenes no se tratará de un doble tributo, ya que, mientras el impuesto al salario se cobra sobre “la fuente”, en el caso de algunos ahorros sería más bien sobre los dividendos o intereses obtenidos.

“Cuando el ahorro surge del salario, nosotros lo que hacemos es cobrar sobre el salario total, no sabemos cuánto la gente va a ahorrar. Son algunas de las figuras que están gravadas con impuesto, ciertas expresiones de ahorro no están gravadas, no se constituye en un activo financiero como tal. Habría que separar para ver cuáles sí y cuáles no”, explicó Rodríguez.

“No necesariamente se va a gravar dos veces, porque no todas (las formas de ahorro) están gravadas. El asunto es que, en un caso yo gravo la fuente del ahorro, y en la otra el rendimiento, son dos cosas diferentes y no puedo decir que las estoy gravando dos veces, pero eso son detalles que tenemos que analizar ahora, ya nuestra legislación incorpora en el caso de los activos financieros (un gravamen) y cuando se dan se gravan con un 8%, ahí lo único que estamos modificando es la tasa con la que se van a gravar (que pasaría a un 15%). Pero, en muchos casos, figuras de ahorro abierto no están gravadas porque no se constituyen en un activo financiero”, agregó el Viceministro.

Según el economista José Rodríguez, este impuesto al ahorro ya existe y se aplicaría en particular a los certificados a plazo. Sin embargo, considera que la medida de incremento podría desincentivar el ahorro, que ya de por sí recibe rendimientos e intereses muy bajos en el país.