Fuente: Diario Extra

La auditoría interna del Ministerio Hacienda finalmente tendrá la última palabra sobre la desaparición de expedientes de cobro judicial.

Ayer llegaron a la sección de adeudos y levantaron la información correspondiente.

Fernando Rodríguez, viceministro de Ingresos, confirmó la información e indicó que quieren un trabajo independiente. Este fue quién la ordenó.

Esto significa que la otra investigación que se estaban haciendo se queda “Stand by”, es decir paralizada.

El cambio se produce debido a que en archivo no había suficiente personal y a que tenían otras funciones. Lo anterior implicaba que los resultados se iban a atrasar.

Rodríguez espera que los resultados estén listos para Semana Santa o posterior a ella.

“Están tratando de apurarse. Quieren evitar cualquier tipo de problema con el proceso”, agregó.

Reconoció la existencia de un oficio que maneja el Sindicato del Ministerio de Hacienda y el Sistema Aduanero Nacional, que habla de un promedio de tres meses de duración.

En dicha misiva, Rodríguez dice que aún no se puede hablar de pérdida de expedientes.

No obstante, hay un oficio que asegura no encuentran 7 mil de los 12 mil que alberga el archivo de cobro judicial, lo cual es lo que se trata de constatar, indicó el Viceministro.

No quiso entrar en dimes y diretes sobre si uno de sus antecesores, Alvaro Ramos, dejó todo resuelto, pues quiere concentrarse en la situación actual.

Se limitó a decir que hay informes que fueron remitidos al exministro de Hacienda, Édgar Ayales. Este medio consultó al exjerarca, quien remitió la consulta a Ramos.

DIARIO EXTRA dio a conocer el documento donde se hablaba que miles de expedientes se habían perdido. Diversas fuentes reconocen que a los expedientes no se les daba el trato adecuado.

La falta de hojas, e incluso la falta de un lugar para su resguardo, eran algunas de las situaciones. Todo esto se supone se corrigió con el tiempo.

Una vez con el informe de auditoría habrá que determinar si hay presuntos responsables. Este estudio se suma a otros arrojados por la Contraloría General de la República.